A pesar de la herencia maldita que Juan Manuel Santos le dejó al país, el presidente Iván Duque, contra todos los pronósticos, logró detener la tendencia de crecimiento que se observaba en los cultivos ilícitos. 

Después de 6 años de aumento exponencial, el gobierno uribista de Iván Duque, comprometido en la lucha contra las drogas ilícitas, en 2018 -sobre todo desde el mes de agosto- logró que el número de hectáreas cultivadas presentara un estancamiento.

De hecho se observa una pequeña reducción, pasando 209 mil a 208 mil hectáreas de coca.

Lo trascendental de esta noticia, es que se pudo detener el crecimiento exponencial que se observó a lo largo del gobierno de Santos.

Valga recordar que en 2010, cuando aquel individuo asumió la presidencia de la República, nuestro país tenía el número más bajo de hectáreas posible. En ocho años, por imposición de los narcotraficantes de la banda criminal Farc, esa cifra se disparó.  

La Casa Blanca, recibió con muy buen ánimo la noticia, pues aunque el número de hectáreas cultivadas continúa siendo el más alto de la historia, el hecho de que el gobierno Duque hubiera logrado quebrar la tendencia que venía registrándose desde el año 2012, es un síntoma positivo que permite prever que en los próximos años empezará a registrase una reducción de los narcocultivos. 

De acuerdo con los expertos en esa materia, llegar a un estancamiento en las hectáreas sembradas, era una tarea que se estimaba tomaría por lo menos dos años. El presidente Duque, en tan solo 4 meses -la medición es hecha con corte a 31 de diciembre- cumplió con aquel propósito.

La reducción de cultivos, observó un efecto directo en la producción de clorhidrato de cocaína. En 2017, según la ONDCP-Office os National Drug Control Policy- en 2017, Colombia produjo 900 toneladas métricas. Gracias al estancamiento de los cultivos ilícitos, esa producción se redujo a 887 toneladas.

Informe de la Casa Blanca sobre cultivos ilícitos en Colombia

La curva ascendente de los cultivos ilícitos durante el gobierno de Santos es espeluznante. En 2012 había 78 mil hectáreas. En 2013, esa cifra subió a 80.500. Un año después, se llegó a 112 mil.

Pero el disparo de los cultivos ilícitos se registró entre 2014 y 2017, pasando de 112 mil a 209 mil hectáreas.

En el informe revelado por ONDCP-oficina que le reporta directamente a la Casa Blanca- se lee que “entre 2014 y 2017 las muertes por sobredosis de cocaína aumentaron el 160% y el número de consumidores de cocaína [en los Estados Unidos] subió el 40%, pasando de 1.53 millones a 2.17 millones”.

Como candidato presidencial, Iván Duque le aseguró al país que combatiría frontal y decididamente al narcotráfico y el documento recientemente revelado por el gobierno de los Estados Unidos, confirma que el presidente de Colombia está cumpliendo a rajatabla su compromiso.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 28 de 2019