El 15 de enero, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras sostuvo una reunión con la familia Char, en la que él insistió en apresurar la postulación del senador Arturo Char, como aspirante por Cambio Radical a la presidencia del Senado, para el periodo comprendido entre el 20 de julio de 2020 y el 20 de julio de 2021. 

Por regla general, los partidos deciden el nombre de su aspirante a la presidencia del Senado o la Cámara de Representantes, con muy poca anticipación a la fecha de la elección.

Por eso, conociendo la habilidad política de Vargas Lleras, para muchos resultó extraño su afán de acordar con los Char la elección de Arturo, un senador muy poco conocido y cuya voz raramente se oye en el Capitolio, tal y como se lo confirmó un senador del Centro Democrático a este medio de comunicación.

Conocedores de las intimidades de Cambio Radical, le aseguraron a LOS IRREVERENTES que la jugada de Vargas consistió en poner sobre la mesa el nombre de Arturo, 6 meses y 5 días antes de la votación, con el propósito de quemarlo ante la opinión pública. Las explosivas declaraciones de Aida Merlano al canal digital de Semana, posiblemente servirán de catalizador del plan.  

La maniobra es difícil de comprender para quienes no conocen los intríngulis de la política. El autor de la idea, es el mismo que se está encargando de dinamitarla. Vargas queda bien con los Char, al proponer el nombre de uno de los suyos, y luego, al propiciar el desplome del aspirante, desgasta al clan, específicamente al exalcalde de Barranquilla, quien es un rival fuerte para las elecciones presidenciales de 2022. 

Un representante a la Cámara de Cambio Radical, le aseguró a este portal que “desde hace varios meses Vargas ejerce un doble juego con los Char. Los abraza en publico y los apuñala en privado”.

Los hechos parecen estar jugando a favor de Vargas Lleras, y más ahora que la corte suprema abrió indagación preliminar en contra de Char, por su supuesta participación en la fuga de Aida Merlano. 

Las próximas mesas directivas del Congreso, específicamente las presidencias de Senado y Cámara, son de singular importancia, pues coincide con el inicio de la campaña presidencial. En ese periodo, así mismo, se llevará a cabo en el Senado, la elección del nuevo Procurador General de la Nación. 

Para apuntalar su campaña presidencial, Vargas Lleras necesita que a Duque la vaya mal. Tendrá elementos para erigir un discurso en el que pase la cuenta por haber elegido a alguien que él califica como “inexperto”. En privado, el exvicepresidente de Santos, repite sistemáticamente que la falta de conocimiento del presidente Duque en los asuntos públicos, es la causante de la difícil situación política que se registra en Colombia. “La única posibilidad reputacional de Vargas esta en el fracaso del gobierno Duque”, insistió el parlamentario costeño de CR que dialogó con LOS IRREVERENTES. 

Si Vargas logra hundir la aspiración de Arturo Char, le jugará todas sus fichas a un senador que le ha demostrado lealtad ciega a lo largo de los años: Germán Varón Cotrino. 

El país aún recuerda que, desde la presidencia de la Cámara de Representantes, Varón hizo hasta lo imposible sepultar la segunda reelección de Uribe, en aras de allanar el camino para que Vargas triunfara en las presidenciales de 2010. 

Varón, un campeón de la política menuda, en su momento fue calificado por el presidente Uribe como un “manzanillo perfumado”, calificación que el mundo político no olvida. 

En el gobierno nacional, ya conocen los pormenores del proyecto de Vargas Lleras. Saben perfectamente que su apuesta no es la del éxito de la administración Duque, sino su descrédito. 

Los acuerdos políticos, indican que el próximo presidente del Senado, serán de Cambio Radical. Los partidos de la coalicion, tienen el firme propósito de honrar la palabra empeñada, lo que no significa que se vayan a prestar para hacerle la segunda a Vargas. Dificilmente en el uribismo haya ambiente para votar en bloque por alguien como Germán Varón, quien será una talanquera para proyectos como el que busca abrir la puerta para permitir el cambio de partido político.

El dúo Vargas-Varón sabe que la subsistencia de Cambio Radical depende, claramente, de tener a los congresistas “encarcelados” en esa colectividad, pues en el momento en que se facilite el cambio de colectividad, Centro Democrático, el liberalismo y el partido Conservador, serán los grandes beneficiados, en detrimento de CR. 

Lo cierto es que Vargas está apostando muy duro. Si la “jugadita” de hundir a Char y montar a Varón en la presidencia del Senado le sale bien, su proyecto presidencial de 2022 tendrá un tanquecito de combustible. Pero si falla, su aspiración no tendrá futuro ninguno. 

@IrreverentesCol

Publicado: febrero 21 de 2020