En medio del frío matutino y la tristeza después del partido Copa América 2019 Colombia Vs. Chile, ¿lo que importa al final es el resultado?.  La gran noticia de la semana se produjo por cuenta del El Tiempo, la otrora casa editorial y periodística de los Santos.

En efecto, la crisis financiera superior a los $21.000 millones de pesos en pérdidas acumuladas produjo el despido de 150 empleados, previo de 150 más en enero.

El resultado financiero no fue el mejor. Al fin y al cabo, a los socios de una empresa lo que les importa es el resultado financiero, así como la selección Colombia Vs. Chile solo necesitaba de un triunfo.

Las pérdidas financieras acumuladas no es solo un fenómeno exclusivo de El Tiempo y del Canal RCN. A comienzos de año se produjo la compra de la revista SEMANA por parte del grupo financiero Gilinski, rescatándola de una quiebra inminente.

Si en Colombia no para de llover, en los EE.UU bajo la era Trump, un medio tan tradicional como lo fue CNN muestra los más bajos puntos de rating sumado a las crisis de los medios de comunicación latinos como Univision.

Nos encontramos, entonces, ante una crisis de los medios de comunicación, ¿crisis originada solo en las pérdidas financieras o se presentan otras razones de fondo?

A nivel local, tenemos el ejemplo de los ocho años del gobierno corrupto y amoral de Juan Manuel Santos donde se irrigó del presupuesto nacional pauta publicitaria a los medios afines al proceso de paz con las Farc.

Del bolsillo de los colombianos, se destinaron billones de pesos del erario con el fin no solo de sostener al gobierno de turno sino de manipular mediáticamente a favor o en contra las opiniones surgidas en torno al plebiscito por la paz donde ganó el NO.

Para el caso de CNN, de 24 horas continuas de programación, 23 horas son dedicadas a Trump, junto con sus fake news. Ahora resulta que le apareció otra amante. No sé cuantas amantes van, pero si yo tuviera una mujer tan hermosa como Melania, ¿como para qué una amante?

La programación de CNN es totalmente editorializada, parcializada.

Mientras CNN  ataca todo el día a Trump como parte de su agenda mediática, el presidente muestra resultados: reducción en el desempleo, pleno empleo, incremento de los salarios, incremento del consumo. Al público norteamericano le comienza a chocar que CNN solamente trabaje noticias peyorativas sobre el presidente Trump, quien a mi modo de ver no solamente está ganando la pelea a CNN, sino que será reelecto.

Así, como, Daniel Coronel, solamente escribe peyorativamente sobre Álvaro Uribe.

Comenta el amigo Luis Alberto Arango que ve un fenómeno similar al de El Tiempo con  la marca Kodak. Quién iba a pensar que hace 25 años Kodak desaparecería del mercado teniendo a su haber el desarrollo digital de la fotografía. No lo utilizó, no se reconvirtió.

A lo anterior, se le debe sumar que el público en general cada vez se informa menos por el medio impreso o los canales privados de televisión.

Los milenials, a su vez, no quieren informarse porque están hastiados de la frivolidad periodística, de la violencia, del narcotráfico, de la corrupción, de una clase política indolente, irresponsable, corrupta, de un sistema financiero implacable cobrando los más altos intereses de tasa de usura existentes.

Los milenials, no ven una línea de continuidad entre el acontecer político y mediático con respecto a su vida. Ellos, siguen haciendo su vida porque para ellos nada les va a cambiar, independiente de quien suba al poder.

No es que no les guste informarse, se informan de otras cosas, por otras vías, que para ellos sí son relevantes.

Durante el siglo XX, la gran prensa norteamericana creó la figura de lo que se conoció como el cuarto poder después de los tres poderes, ejecutivo, legislativo, judicial.

No será que ante la llegada de los millenials sumado al internet nos encontramos ante el nacimiento de un quinto poder: ¿las redes sociales? El quinto poder que llamó el profesor Manuel Castells en su clásico libro Poder y Comunicación.

Por lo tanto, los medios de comunicación tal como los conocimos en el siglo pasado no serán lo mismo. O se reinventan o desaparecen.

Puntilla: Mientras tanto, Trump ganando la pelea Vs. 21 candidatos demócratas… 21.

@RaGomezMar

Publicado: julio 2 de 2019