A través de una rueda de prensa, el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr anunció una serie de decisiones que se constituyen, sin duda alguna, en un golpe letal a la dictadura que lideran Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. 

La primera determinación de la justicia estadounidense, fue la de declarar a Venezuela como país auspiciador del terrorismo. En consecuencia, los cabecillas del régimen, fueron catalogados como tales, razón por la que les fueron impuestos cargos por narcotráfico y terrorismo. 

En criterio del fiscal Barr, Maduro y Cabello dirigen una red de narcotráfico en asocio con la banda terrorista Farc.

En palabras del fiscal Barr: “Hay un grupo de 2500 disidentes de las Farc, que continúan involucrados en el trafico de drogas y ellos cuentan con el respaldo del régimen de Maduro. Estimamos que se han enviado entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína hacia los Estados Unidos”.

“Tenemos evidencia de que Maduro ha exportado cocaína deliberadamente hacia los Estados Unidos, usando esa sustancia como un arma letal contra el pueblo americano. Bajo la dirección de Maduro, sus lugartenientes negociaron directamente la producción y envío de la cocaína a los Estados Unidos”, aseguró uno de los fiscales que participó en la investigación.

La acusación es enfática al dejar en evidencia la relación entre la estructura narcotraficante liderada por Maduro y las Farc. “La guerrilla recibía armas, municiones, y avituallamientos militares a cambio de la sustancia estupefaciente”, dijo el fiscal de apoyo. 

Por su parte, la fiscal general de Florida, Ariana Fajardo anunció que su oficina llevará ante la justicia a 14 personas que se prestaron para lavar más de $450 millones de dólares del régimen. 

En su rueda de prensa, el fiscal Barr aplaudió el compromiso del gobierno colombiano en la lucha contra el narcotráfico y el régimen de Maduro: “Colombia es un gran socio de los Estados Unidos en esta guerra”, aseveró el fiscal general. 

La decisión del gobierno del presidente Trump, en plena crisis desatada por el coronavirus, envía un mensaje muy claro respecto de la determinación que tiene la Casa Blanca por acabar de una vez por todas con el régimen que oprime al pueblo venezolano. 

Por considerarlos como delincuentes de alto valor, la justicia estadounidense fijó una recompensa de $15 millones de dólares contra Nicolás Maduro y $10 millones de dólares por Diosdado Cabello. 

Así las cosas, a partir de ahora, Venezuela ha quedado al mismo nivel de Corea del Norte e Irán, también considerados como “Estado patrocinadores del terrorismo”.

Otros funcionarios de la dictadura venezolana acusados por el gobierno de los Estados Unidos:

  • Maikel Moreno: presidente del tribunal supremo de Venezuela. Acusado de lavado de dinero. 
  • Vladimir Padrino: ministro de Defensa
  • Hugo Carvajal: exjefe de inteligencia, prófugo de la justicia. 

@IrreverentesCol

Publicado: marzo 26 de 2020