La imagen de favorabilidad del presidente Iván Duque va en aumento para la Nación general, la masa, el pueblo, la base, con ideologías variadas que resultan milimétricamente ordenadas para dividirse en dos y polarizar. Curiosamente, nos ponemos de acuerdo y unos aplaudimos de frente, y otros que se opusieron al partido, al candidato, a la ideología, se aprietan los dientes y murmuran en voz baja, a veces incomodos porque deben reconocer que estaban equivocados al juzgar, que el presidente Duque, está haciendo las cosas bien. 

Es el poder que la célula sana tiene de engendrar otra célula y eliminar el mal, el cáncer. Nuestro cáncer es la corrupción y tarea ardua enfrenta el Presidente, quien, desde ya, comienza a sentir un fuego amigo por aquellos que lo apoyaron y sienten que Duque, tiene la obligación de parcelar las entidades del Estado para que ellos acomoden sus fichas. 

A veces esas parcelaciones, no son malas del todo, si quienes llegan a ellas, lo hacen con fines loables pensando en el país. Pero en otros casos, como ocurre casi siempre, son los politiqueros los que pretender adueñarse de estas entidades y politiqueros, por desgracia, hay en todos los partidos, sí, también en el mío, que es el mismo del Presidente.

Por cada cupo en el Sena, pedían cuota, por cada puesto en una notaría, exigían un porcentaje del sueldo al empleado, por cada contrato que realizara la entidad, ellos creían que tenían el derecho sagrado de recibir el 15 o el 20% porque esa entidad, les era entregada desde el gobierno nacional, como parcela para que hicieran “política” y eso es lo que tiene a Colombia en los niveles absurdos de corrupción, en donde este fin de semana pasado, se realiza una consulta anticorrupción y su resultado fue corrupto porque nadie sabe de dónde salieron esos votos.

Querido Presidente,

Recuerde que no todos los políticos son malos, ni todos los malos, son políticos. 

Hay gente decente que usted reconoce en cada rincón del territorio. Usted sabe leer las actitudes de las personas, escuche su voz interior y lleve a este Estado a otro nivel. Usted es la célula sana que llegó para generar más células sanas y erradicar el mal.

P.D: Ministro de Salud, cuando necesite más datos, cuente conmigo para ver si ayudamos a erradicar la corrupción en el sistema de salud, por lo menos en Santander. 

@LeszliKalli

Publicado: agosto 30 de 2018