Durante las vacaciones, varios libros interesantes pero sin lugar a dudas dos cautivaron la atención de mi parte: El general Casabianca y su tiempo, una historia épica, del historiador Luis Henrique Gómez Casabianca y El general Rafael Reyes, de Carlos Monroy Reyes.

Como dato curioso, el general Casabianca nació en alta mar, entre las aguas colombo venezolanas, cerca a la península de La Guajira un 17 de junio de 1840. Del general Casabianca, el doctor Laureano Gómez comentó: “Se cumple hoy el centenario del nacimiento de los varones fuertes de la Patria.  Ciudadano insigne, hombre de gobierno y de espada, sobresaliente en las disciplinas civiles, en las militares descollaba cumbres eminentes, porque en el general Casabianca, se aunaban, por felicísimo concurso, los donde de la voluntad y las prerrogativas de la inteligencia. (Gómez Laureano, El Siglo, Bogotá, junio 18 de 1940, p 4).

Cuando el radicalismo se lanzó a la revuelta de 1885, contra el presidente Nuñez, el general  Casabianca recibió el cometido de pacificar al Tolima y logró hacerlo en una sucesión de batallas triunfales.

Después, sus grandes talentos fueron probados en la administración del Tolima y en la nacional, lo mismo que en delicadas misiones diplomáticas. En efecto, como gobernador del Tolima, desde 1885 a 1892 el departamento del Tolima gozó de una verdadera paz. Se aseguró el derecho al sufragio popular, sin persecución por las ideas políticas. Siempre sereno, emprendió obras civiles de infraestructura vial, dio impulso a la minería estancada desde la colonia, se construyó el ferrocarril de la Dorada, la educación pública se benefició duplicando los cupos escolares, transformó la agroindustria, reorganizó el sistema judicial.

En el tema ambiental se adelantó un siglo al escribir que: “Los bosques públicos reclaman inmediata reglamentación. Los bárbaros procedimientos de desmontes y explotación que desde tiempos de la Conquista se vienen usando, amenazan destruirlos y nos acusan de ignorancia e imprevisión.”.

Su último encargo, a solicitud del presidente Marroquín, aceptó ser nombrado ministro Plenipotenciario ante el gobierno de Venezuela para que convenciera al dictador Cipriano Castro de cesar el apoyo al bando revolucionario para no desangrar mas el país, lo que acepta y de regreso a Bogotá el 27 de mayo de 1901 muere el militar, el político, el gobernante y el diplomático, baluarte en la reconstrucción del Partido Conservador, exitoso defensor de la integridad territorial del país y colaborador de Núñez en la estructuración de la República que se resume con la Constitución de 1886. (GÓMEZ CASABIANCA Luis Enrique. El General Manuel Casabianca Semblanza Biográfica. Pág. 1-14.)

Es que en los tiempos del nacimiento de Colombia el Partido Conservador fue esencial  para el devenir de la Patria. Produce tristeza la deplorable situación en que se encuentra en los tiempos de JMS. Es un partido desalmado, sin principios, sin doctrina, sin los valores cristianos que lo identificaron, sin la vocación de poder como la tuvo el general Casabianca.

La anterior introducción, un poco extensa, para comentar que la semana pasada se produjo el anuncio de la renuncia del vicepresidente Germán Vargas Lleras con el fin de no inhabilitarse para la campaña presidencial del 2018. La llegada de Vargas Lleras al periscopio político cambiará las cargas en el sentido que si hay un funcionario que se destacó durante la era de JMS fue, precisamente, Germán en sus dos períodos.

Sus amenazas externas se encuentran del lado conservador con el doctor Alejandro Ordoñez, a quien se lo quieren llevar al Centro Democrático a como dé lugar, y la valiente doctora Marta Lucía Ramírez quienes están recogiendo el descontento de la gente por el nefasto gobierno de JMS.

A ello, se suma que el candidato que salga del CD con toda seguridad tendrá el empuje de AUV. Una alianza entre estos sectores para derrotar a JMS como se logró en el plebiscito por la paz no sería descartable.

Si, a lo anterior le sumamos que la situación económica se sigue deteriorando. Si, se descubre otro caso de corrupción en ISAGEN, NAVELENA o REFICAR. Si, el hueco fiscal dejado por el gobierno continúa en alza ¿Cómo piensa solucionarlo? ¿Con más reformas tributarias? Que tal que el descontento contra el gobierno de JMS sea tan grande que Germán termine pagando por cuenta de su lealtad al régimen.

Tal vez, su verdadera amenaza será el mismo. Por lo anterior, un consejo para que sea su tiempo: no la descuide porque el programa funciona si lo trabaja. Ya le tengo su campaña publicitaria: Mano firme, Coscorrón grande.

Puntilla: ¿Si para el caso de Odebrecht estamos hablando de U$ 11 millones, cuánto será la corrupción de éxito para ISAGEN y REFICAR y NAVELENA? ¿Ya cancelaron los demás contratos con Odebrecht?

@RaGomezMar

Publicado: enero 17 de 2017