Quisiera compartir mi análisis, a propósito de la selección, por encuesta, de Iván Duque Márquez como candidato del Centro Democrático, y el panorama que se presenta ahora en Colombia:

1) El Centro Democrático fijó unas reglas de juego precisas para escoger el nombre de la persona que lo representará en la Alianza para la Reconstrucción de Colombia, que enfrentará a las Farc y a sus socios ideológicos en Mayo de 2018, por la Presidencia de la República. Señalemos, en justicia, que todos los pre-candidatos se acogieron a esas normas. Ganó Iván Duque Márquez y los demás pre-candidatos aceptaron el resultado.

2) El Centro Democrático es un partido de Centro Puro, que hoy enfrenta un nuevo escenario al interior de sus filas. A pesar de los llamados de unidad, es posible que el CD pueda perder el respaldo de un número significativo de sus seguidores, toda vez que éstos se han dado cuenta que no es el Centro Puro, sino la Centro-Derecha, la ideología que mejor los representa.

3) El gran triunfador de la jornada, además de Iván Duque Márquez y Álvaro Uribe Vélez, es el pueblo conservador de Colombia, porque se dio cuenta que aunque no tiene un partido que lo represente con decoro, sí cuenta con voces que representan una nueva esperanza, encarnada en liderazgos que han surgido en los últimos meses, capaces de asumir la RECONSTRUCCIÓN IDEOLÓGICA del Partido Conservador Colombiano.

4) Álvaro Uribe Vélez es el Centro Democrático; Andrés Pastrana Arango, encabeza un sector no “enmermelado” dentro del Partido Conservador. Pero mucha atención: el expresidente Pastrana, ahora funge como líder sólido dentro de la Alianza para la Reconstrucción de Colombia, pues la última Gran Encuesta de Invamer ubica a Marta Lucía Ramírez, su candidata, como la única capaz de enfrentar con posibilidades de triunfo a Sergio Fajardo, líder absoluto en esta medición, de llegar a una segunda vuelta.

5) Iván Duque, experto en asuntos económicos, debe empezar a nadar en una corriente adversa, y si quiere unificar a su partido, debe fortalecer su discurso, empezando por la defensa de valores familiares, la vida de los no nacidos y endureciendo su oposición respecto a la ideología de género. ¿Podrá convencer a un amplio espectro de simpatizantes del CD, decepcionados con su elección como candidato?

6) Tal como van las cosas, Vargas Lleras, a pesar de representar el poder que ha movido los hilos de nuestro país de forma ininterrumpida desde 1830, no la tiene nada fácil. Se han encendido las alarmas, pues aunque la maquinaria está aceitada, no es seguro que pueda movilizar a la opinión pública alrededor de su nombre. De hecho, las encuestas no le ofrecen un panorama alentador. ¿Vargas Lleras mejor?

7) En cuanto a las elecciones de Congreso en Marzo, considero que tendrán muchos problemas los partidos que le apuesten a la modalidad de “listas abiertas”; de hecho, eso es regresar a las épocas de la famosa “Operación avispa”, impulsada por Alfonso López Michelsen en 1982. Recordemos que esto significó una clara derrota para el fallecido “pollo vallenato”.

Con todo respeto: Duque ganó, sin duda; pero en el fondo, ¿de veras ganó? Pregunta a quema ropa: ¿El Consejo de Estado, máxima autoridad de la jurisdicción de lo Contencioso Administrativo,​ y cuerpo supremo consultivo del gobierno, es ahora un organismo dedicado a complacer al castro-chavismo en Colombia? Lo advertimos. Esta importante corporación, conformada por 31 magistrados, ¿pretende burlarse del ordenamiento jurídico colombiano? Estos cuestionamientos nos permiten concluir que sí existe una estrategia del Foro de Sao Paulo para acabar con nuestro país. ¿Alguna duda?

¿Los colombianos estamos preparados para elegir a una mujer como Presidente de la República en el 2018?

@tamayocollins

Publicado: diciembre 13 de 2017