La Cancillería suiza apoyó a organizaciones de carácter político en Colombia y Estados Unidos. El parlamento investigará el uso de esos dineros. Por Florian Schwab, exclusivo para LOS IRREVERENTES.

El Canciller suizo Didier Burkhalter compareció hace una semana para responder un cuestionario de la plenaria del Consejo Nacional de Suiza. Los dos temas dominantes en esa reunión habían desatado un debate público en aquel país: la contribución del Departamento Federal de Asuntos Exteriores (Ministerio de Relaciones Exteriores de Suiza) a un proyecto de la Clinton Foundation, y el apoyo financiero a ONG de izquierda en Colombia antes del plebiscito del 2 de octubre.

La donación a la Clinton Health Initiative ocurrió en 2011, mientras Hillary Clinton fue Secretaria de Estado y el gobierno en Berna estaba en negociaciones con esa misma entidad para minimizar el efecto jurídico de lo que en Suiza fue percibido como un ataque jurídico a su condición de destino financiero por parte de Estados Unidos. En EEUU se había abierto varias investigaciones en contra de una cantidad de bancos suizos por alegaciones de ayuda a evasión fiscal de contribuyentes norteamericanos. Los diputados querían saber del Canciller si el apoyo al proyecto de la Clinton Foundation tenía algun nexo con esas negociaciones.

Defensa patética y emocional

En cuanto a Colombia, los legisladores cuestionaron si Suiza, brindando apoyo de hasta $1.2 millones de dólares a ONG en favor del Sí en el plebiscito, había roto el principio de nointervención en asuntos internos de otros países (transcripción del debate en francés/alemán).

En ambos temas, el Canciller rechazó los reproches y acudió a una defensa patética y emocional. Alegó que la Clinton Health Initiative había ayudado a disminuir la mortalidad infantil en Liberia, y que otros países como Noruega le habían aportado mucho más dinero que Suiza (más de 25 millones de dólares).

En cuanto a Colombia, dijo que Suiza no había financiado ninguna campaña para el plebiscito. Sin embargo, refiriéndose a los “Encuentros Regionales para la Paz” de la organización católica de izquierda, Redprodepaz (vea artículo en Los Irreverentes), dijo que en ese proyecto – financiado por Suiza con más de 240 000 dólares – se trataba de aumentar “la fe” de los ciudadanos colombianos en el proceso de paz. El Canciller anadió que él mismo había hablado con mucha gente en Colombia que no creía en el proceso de paz, cómo por ejemplo una joven madre con cinco hijos que fue desplazada por el conflicto armado.

Lo que sigue

Las declaraciones del Canciller dejaron insatisfechos a los diputados, pues demostraron que en la Cancillería suiza no es consciente de los problemas que pueden evocar donaciones a organizaciones políticas como la Clinton Foundation o las ONG ideológicamente sesgadas. Debido a eso, los críticos de la Cancillería van a buscar formas más contundentes de cuestionar la política del Canciller Burkhalter, ya sea en la comisión de gestión del Consejo Nacional o presentando interpelaciones detalladas que el Ministerio de Relaciones Exteriores tendrá que responder de forma más detallada.

Por lo pronto, el Canciller suizo tendrá que contestar, otra vez en forma de cuestionario, unas preguntas de altísima actualidad formuladas por el consejero nacional Christian Imark quien considera que la nueva versión del Acuerdo Final con las Farc no contiene cambios sustanciales respecto del texto que fue rechazado en el plebiscito del 2 de octubre. Estas son las preguntas que deberá responder el ministro Burkhalter:

  • ¿El Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE) conservará el acuerdo entre el Gobierno de Colombia y las Farc en el Archivo Federal aunque no haya sido aprobado por una votación popular?
  • Para la decisión del DFAE, ¿cuál influencia tendrán los veredictos pendientes en la Corte Constitucional colombiana?
  • El DFAE, ¿cómo piensa mantener la imagen de Suiza entre aquellos colombianos que votaron „NO“ y ven que su voluntad no es respetada?

Florian Schwab es redactor de Economía del semanario “Weltwoche” en Zurich. Twitter: @Schwab_Suiza, Facebook: @SchwabSuiza