Pasaron 67 días con Uribe en condición de secuestrado, luego de que la sala de instrucción de la corte suprema decretara una medida de aseguramiento en contra del expresidente de la República, sin que existiera fundamento alguno. 

El país ha tenido oportunidad de conocer los pormenores del proceso y del expediente, donde se nota clara y evidentemente que el doctor Uribe es víctima de un montaje judicial donde abundan los falsos testigos, las interceptaciones ilegales y las valoraciones de tipo político.

Durante la audiencia de libertad, el señor fiscal Gabriel Jaimes lo dijo de manera inequívoca: en la diligencia de indagatoria que el magistrado-contratista del santismo, Cesar Augusto Reyes le hizo al doctor Uribe, se violaron todos los derechos fundamentales del investigado. 

Queda claro que la investigación contra el presidente Uribe está viciada desde su génesis. El país sabe que todo lo que ha sucedido, responde a una farsa diseñada por el beodo exmagistrado José Luis Barceló quien ilegalmente convirtió una denuncia formulada en contra del cabecilla del cartel de los falsos testigos, Iván Cepeda -conocido con el alias de ‘Don Iván’- en un proceso espurio contra Uribe Vélez. 

No puede olvidarse que Barceló y otro magistrado de la sala penal gritaban a los 4 vientos que encarcelarían al presidente al precio que fuera. Y cumplieron su amenaza. 

El 4 de agosto pasado, el país conoció el vulgar auto de las 1500 páginas confeccionado por el contratista Reyes que sirvió como mecanismo para protocolizar el ignominioso secuestro que estremeció al país. 

Uribe es un héroe. Así lo concluyen líderes mundiales como el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump quien celebró a través de su cuenta de ‘Twitter’ la liberación del exmandatario colombiano diciendo: “Felicitaciones al expresidente @AlvaroUribeVel, héroe, receptor de la Medalla Presidencial de la libertad y aliado de nuestra patria en la lucha contra el CASTRO-CHAVISMO ¡Siempre estaré con nuestros amigos colombianos!

La decisión de la juez 30 de control de garantías fue inteligente y muy bien sustentada. Sus argumentos no admiten controversia y sus conclusiones son palmarias. El presidente Uribe ha vuelto a la libertad y el país ha recuperado a su dirigente político más importante. 

Puede leer en Los Irreverentes

¡Libre!

Ahora, más que nunca, su liderazgo, sus luces y su guía son esenciales para hacerle frente a la amenaza socialista y neocomunista que se cierne sobre Colombia. ¡Hay que estar pendientes del 22!

Los amigos de la corrección política se escandalizan cuando se asevera que estábamos frente a un secuestro. Pero al observar la situación con serenidad y de ponderación, revisando todos los elementos, las pruebas y las arbitrariedades que se cometieron en contra del expresidente, el resultado de ese ejercicio es inequívoco: el doctor Uribe Vélez estaba en condición de secuestrado como producto de un complot mafioso de un sector criminal incrustado en la corte suprema de justicia.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 13 de 2020