La dictadura de los jueces. Aparece de nuevo en un partido 5-4 atravesando el palo a la rueda al desarrollo del país al congelar el fracking que evitaría a corto plazo problemas económicos y la importación de petróleo y sus derivados. Aplicando esta tecnología hoy perfeccionada y segura Estados Unidos se convirtió en el mayor productor de petróleo del mundo, 10´700.000 barriles por día. El fracking está aprobado en Canadá, China, Argentina, Australia, Inglaterra, Sudáfrica, Alemania y México, pero acá, los jueces le creen a Petro: debemos reemplazar el petróleo por aguacates.

El nuncio apostólico. La izquierda radical, en la que Petro tiene gran protagonismo, le envió una carta al papa pidiéndole su intervención para proteger el proceso de paz Farc-Santos y, el nuncio, Luis Mariano Montemayor, argentino y gran amigo de su santidad, sin analizar la composición del tribunal de la Jep escogido por comandantes guerrilleros aliados con tres rábulas extranjeros amigos de la Eta, Sendero Luminoso y los Tupamaros argentinos y dos mamertos colombianos, sale en su enérgica defensa.

La justicia transicional es vital en un proceso de paz, pero debe ser aplicada por jueces íntegros y con seso para generar confianza. No han sido estas las actuaciones de la Jep: el caso ‘Santrich’ no amerita nuevos comentarios, tampoco la larga concedida a ‘Iván Márquez’, el ‘Paisa’ y ‘Romaña’ tolerando su desaparición por mas de un año, antes de conocer su traslado a Venezuela y el contubernio con Maduro para atacar a Colombia. No es transparente oír en secreto lo que los comandantes quisieron declarar mientras otros actores del conflicto deben hacerlo públicamente, eludir escuchar a las víctimas, amnistiar el abuso sexual a menores reclutados a la fuerza, no imponer penas alternativas a los autores de crímenes de lesa humanidad.

Soy católico creyente y practicante, pero para obtener el perdón de mis pecados debo haberme arrepentido, confesarlos, tener propósito de la enmienda y cumplir la penitencia. No he visto ninguna de estas acciones de parte de las Farc. Con todo respeto, el nuncio antes de participar en una política que desconoce, debería divulgar el evangelio, su tarea fundamental.

No repudiamos la paz, pero como la persona de bien, no solo debe parecer, debe ser.

Bienvenidos los que han cumplido en los ETCR, son merecedores del apoyo gubernamental y ciudadano.      

El Rincón de Dios

“Cristo vino a pagar una deuda que no tenía, porque la nuestra, no teníamos como pagarla”

@rafuribe

Publicado: septiembre 20 de 2019