Pensé que el mundo político era cruel, jamás imaginé lo duro que pueden llegar a ser los fans o detractores de los artistas. A qué punto puede llegar una persona que sale a triturar a otra por cómo decide llevar su duelo. ¿A qué punto llegamos como sociedad cuando atacamos a una familia entera que decide rendirle un homenaje a su ser querido?

Si existiera un estado transicional más allá de la muerte, si el ser que abandona de repente este mundo pudiera observar qué deja a su paso, si el alma hiciera presencia en esos seres que amó, seguramente desea tranquilidad y alegría para las personas con las cuales compartió su vida.

El jueves pasado, vi en redes que el hijo de un amigo fue víctima de una bala perdida, llamé a mi hermana en Atlanta, somos amigas de su padre. Me dijo que seguro se trataba de una broma, la hermanita de Legarda acostumbra a realizar bromas. Le dije que no, que la notica era oficial. Mi hermana llamó de inmediato a Fabio, padre de Legarda para manifestarle el dolor y acompañarlos en esta tragedia. Fabio habló poco, pero le dijo: “Le entregamos un ser de luz al universo”. No nos despegamos de las redes siguiendo la noticia y el hermoso homenaje que realizó su familia y su novia.

¿Qué esperaba la gente, ver sumergida en lágrimas a la novia y a su familia delante nuestro? Por qué tenemos que atacar a alguien si lo vemos tranquilo. ¿Acaso ustedes pueden llegar vislumbrar el esfuerzo que pasaron para no llorar, para mantener la calma, para esbozar una sonrisa al cielo y decirle a Fabio, estamos aquí mandando la mejor energía en esta despedida y concientizando a un país violento en búsqueda de más amor y menos balas?

Querido Fabio, mucha fuerza, Fabito tocó millones de corazones, deseo que la unión permanezca en tu hogar. Eres el bastón emocional de tu esposa, María del Mar y Danielita. Desde otro lugar, tu hijo, la vida y Dios, les darán las fuerzas necesarias para seguir adelante, para seguir siendo ejemplo y calidez en medio de tanta frialdad.

Espero darles un abrazo enorme a todos.

Fabio este viaje terrenal es transitorio, unos antes que otros, pero al final llegamos todos al mismo lugar.

De parte mi familia y Carolina, querido amigo, estamos contigo.

P.D. Unas alitas para la próxima vez, pero no tan picantes. ¡Yo invito!

@LeszliKalli

Publicado: febrero 14 de 2019