Una de las tareas que tendrá que emprender el nuevo Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, será una investigación que silenciosamente se viene impulsando en el bunker contra el exgobernador de Guainía, Oscar Armando Rodríguez Sánchez y que la administración de Montealegre y Perdomo no alcanzó a culminar.

Rodríguez, quien llegó a la gobernación en unas apretadas elecciones, fue avalado en su momento por el partido liberal. Su posesión no estuvo exenta de críticas, pues en el momento en que asumió el poder estaba siendo investigado por el delito de falsedad.

Guainía es uno de los departamentos más pobres de Colombia. De su población, que es eminentemente rural, el 75.8% vive en la pobreza. Inírida, la capital del departamento parece un desolado pueblo congelado en el tiempo, donde la economía ilegal campea con cierta impunidad gracias a la falta de oportunidades para los ciudadanos.

De acuerdo con información proveía por la fiscalía, desde hace cerca de 18 meses un colaborador del exgobernador Óscar Rodríguez se acercó al organismo investigador con el fin de poner en conocimiento de éste una serie de irregularidades en la contratación y en el manejo del presupuesto durante los 4 años en que Rodríguez fungió como gobernador.

Con el desarrollo de la investigación, los expertos en la fiscalía han encontrado muchas irregularidades que han llamado su atención y que podrían servir como sustento para una imputación de cargos por los posibles delitos de celebración indebida de contratos, contratación sin el lleno de requisitos legales, peculado, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

El exgobernador Rodríguez con el presidente Santos.

Corrupción en la otra Colombia

En diálogo con LOS IRREVERENTES, una de las fiscales que conoce el proceso que se adelanta contra el exgobernador Rodríguez, manifestó que lo hasta ahora encontrado por los investigadores, sumado al testimonio del excolaborador suyo, con quien la fiscalía no descarta sellar un principio de oportunidad, para efectos de poner en conocimiento del respectivo juez la magnitud del saqueo que se efectuó en el Guainía en la administración de Rodríguez, es preocupante.

Uno de los aspectos que llama la atención de la fiscalía es, precisamente, el crecimiento del patrimonio del exgobernador Rodríguez y la cantidad de propiedades que ha adquirido en los últimos años. La justicia espera que él tenga una explicación convincente sobre la manera como se hizo a los mismos.

Igualmente, la investigadora llamó la atención sobre la desbordada corrupción que se está presentando en la “otra Colombia”, aquellos departamentos que por su lejanía, por su baja densidad poblacional y por su poca importancia en el concierto nacional no están sometidos al control y vigilancia que corresponde. “Es lamentable cómo se desaparecen los recursos en departamentos cuyos habitantes no satisfacen sus necesidades básicas”, aseguró.

@IrreverentesCol