En diálogo con LOS IRREVERENTES, el precandidato uribista Carlos Holmes Trujillo explica su propuesta de adelantar elecciones primarias como mecanismo de selección del candidato oficial del Centro Democrático. Dice estar preparado para ganar las elecciones de 2018.
Los IrreverentesLeyendo su columna publicada ayer en LOS IRREVERENTES, (ver: “Primarias para elegir candidato“) deducimos que Usted anda en plan de precandidato presidencial. De hecho, así lo hemos venido presentando cuando nos referimos a usted ¿Va a correr dentro de la estructura del Centro Democrático?

Carlos Holmes Trujillo: Sí, soy precandidato. Así lo estoy anunciando en todas las ciudades del país que visito y seguiré haciéndolo. Aspiro, por supuesto, a ser el candidato de Centro Democrático con una propuesta de agenda nacional que se base en la estructura programática del Partido, pero que tenga la capacidad de seducir a la mayoría de los colombianos y de suscitar esperanza.

L IEn 2014, a Usted no le fue bien en la Convención del Centro Democrático, en la que resultó designado Oscar Iván Zuluaga. Las convenciones son escenarios en los que se protocoliza una decisión previamente adoptada. Todo el mundo sabía que Zuluaga entraba como ganador a dicho evento, ¿Usted ignoraba esa realidad?

C H T: Yo tenía perfectamente claro lo que iba a suceder en la convención en la que se eligió a mi gran amigo Óscar Iván Zuluaga. Participé en ella, a pesar de haber defendido la consulta popular como mecanismo, propuesta que siempre se impuso en el escenario de los precandidatos, porque lo que me interesaba, y me sigue interesando, es fortalecer el proyecto político de Centro Democrático. Por eso actué de la manera que todos conocen cuando se conoció el resultado. Permítanme recordar que en aquel momento le dije al Presidente Uribe: yo no soy amigo de las convenciones porque son encerronas, pero asisto a ella para contribuir con el avance en la consolidación del proyecto que usted dirige.

L I: Entrando en su columna, nos parece novedosa su propuesta de elecciones primarias. En detalle, ¿Cómo funcionaría esa figura en Colombia, país en el que la disciplina partidista no es muy sólida?

C H T: La propuesta de primarias para elegir candidato del Centro Democrático tiene el propósito de identificar un camino novedoso que nos permita adelantar una acción muy dinámica en las regiones, de facilitarle a los ciudadanos el mayor y mejor conocimiento de los aspirantes y sus propuestas , de adelantar una controversia programática constructiva , de que se conozca la experiencia, la preparación, el conocimiento de los temas del país por parte de quienes aspiren a llegar a la Presidencia y de evitar las encerronas. Es verdad que los Partidos hoy carecen de disciplina, razón por la cual otro de los efectos positivos de esta propuesta es estimular la consolidación del Partido sin cerrarle la puerta con llave a los ciudadanos independientes y provenientes de otros sectores que se sientan identificados con nuestras tesis.

El Partido tiene que seducir a los colombianos y ello se logra con voceros y propuestas que tengan esa capacidad.

L I: ¿Pero no le parece que incorporar mecanismos como las elecciones primarias sería un proceso engorros, desgastante y extremadamente costoso? Los precandidatos tendrían, como en los Estado Unidos, que hacer 4 o 5 (dependiendo del número de zonas que se determine para hacer las primarias) campañas, con los costos que eso significa.

C H T: Todos los mecanismos tienen dificultades de distinto orden. La decisión que debemos tomar es: seguimos en las mismas o nos atrevemos a a dar un salto hacia adelante que multiplique nuestro contacto con la ciudadanía y nos permita ganarnos el corazón y la voluntad de la mayoría. Yo le apuesto a lo segundo y estoy dispuesto a enfrentar todas las dificultades que tomar esa decisión conlleva. Quiero ser el candidato del Centro Democrático porque estoy preparado para ser el próximo presidente de la República.

L I: Congresistas del CD, como el senador Carlos Felipe Mejía, defienden la tesis de que el Centro Democrático debe permitir que las listas a corporaciones públicas, como las de Congreso, sean abiertas, para permitir el voto preferente. Usted, que ha sido crítico del voto preferente, ¿qué opina de esa propuesta, no sería el fin del partido, teniendo en cuenta que el gran elector del mismo es Álvaro Uribe?

C H T: Sigo siendo amigo de la lista cerrada por cuanto genera disciplina, unidad interna y trabajo conjunto. Ahora bien, ese tipo de listas, con un Jefe como Uribe, puede dar lugar a que los que ocupan los otros puestos no hagan el trabajo con el entusiasmo necesario, pues se sienten elegidos con el solo hecho de la inclusión. Para evitar ese fenómeno, quizás sea bueno ensayar una consulta interna para definir la ubicación en la lista. De esa manera se estimularía el trabajo, se reflejarían la realidades electorales y de opinión y se le ayudaría al Presidente Uribe.

L I: Si el Centro Democrático vuelve a decidir que el procedimiento para escoger a su candidato presidencial será la convención, en la que nuevamente Zuluaga llegará como ganador, ¿Usted participaría en la misma?

La convención no es el mecanismo que necesita el Partido . Voy a dar la batalla por las primarias para elegir candidato hasta el cansancio. Sería una torpeza política volver a insistir en un mecanismo desgastado , poco atractivo y con sabor a la politiquería que los colombianos rechazan. El futuro del Partido es la apertura, la participación real y el diálogo con la gente.

@IrreverentesCol