Me tacharán de reiterativo, pero con todo respeto, me resbala. El peligro de la izquierda radical está mas allá de Cepeda, Sangino, Sandra Ramírez la compañera sentimental de ‘Tiro Fijo’ -como ahora bondadosamente se califican las amantes- ‘Timochenko’, ‘Tornillo’, ‘Santrich’, ‘Márquez’, ’Gabino’, ‘Antonio García’, ‘Pablito’, para solo mencionar algunos, parte de los cuales ahora ocupan una vicepresidencia o curules del Congreso sin haber dicho la verdad, reparado las víctimas, pagar una pena “alternativa”, facilitar una ruta de la droga, colaborar en la erradicación de los cultivos ilícitos.

Los grandes actores, para no ir más arriba por haberlos mencionado en anterior escrito, son Cuba, el gran maestro, y Venezuela. Desde allí se cumplen y trasmiten los postulados del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, engendro en el que participa Ernesto Samper; las instrucciones del millonario George Soros activista y promotor del Nuevo Orden Mundial diseñado con el fin de instaurar un gobierno colectivista mundial amigo del aborto, enemigo de la familia y de la religión.

Sin profundizar en detalles, miremos algunos aspectos de nuestro país vecino, cuyo modelo admiran sin tapujos Cepeda, Petro y otros activistas del mamertismo:

Venezuela tiene las mayores reservas del mundo de Petróleo, supera cualquiera de los países árabes. Al momento de llegar Chávez al poder producía 3´500.000 barriles diarios y, hoy, a duras penas, 363.000, importa gasolina y debe racionarla. Un venezolano para adquirir la canasta familiar, que en junio se ubicó en Bs 56´241.121,25, necesita 140,6 salarios mínimos mensuales, la variación anualizada comparada con junio del año pasado alcanzó el 2.042%.

Esta semana el director de Ecoanalitica denunció que las familias de su país para defenderse de la pandemia dependían de las remesas, que son muy bajas, lo que equivale a ¡sálvese quien pueda! Esto obligó al comercio ha mutar increíblemente, un vendedor de zapatos convirtió su negocio en una venta de harina y toallas, un fotógrafo cambió las fotos por verduras y, así, sucesivamente.

Al iniciarse la presidencia de Chávez en febrero de 1999 el dólar valía 576 bolívares. Hoy el precio del dólar es 22,86 billones de aquellos bolívares. Es decir, el precio del dólar aumentó 39.732,6 millones de veces en 21 años y medio.

Este es el modelo perverso al que la izquierda radical aspira, allí están Clara López, Gustavo Petro, el senador Robledo y, por los laditos, coquetea Sergio Fajardo que sabe que los votos de centro no lo acompañan. Que están divididos, no me cabe duda, pero a la hora del té todos se unen para una segunda vuelta.

El Rincón de Dios

“Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre el peligro de caer como un castillo de naipes” Papa Francisco

Pregunta: ¿A ese nuevo equilibrio le juegan Monseñor Darío Monsalve, Arzobispo de Cali, con su declaración de que el gobierno está aplicando una “venganza genocida” contra los procesos de paz con las Farc y el Eln, y las declaraciones del Nuncio? “Cría cuervos y te sacarán los ojos”.

@rafuribe

Publicado: julio 24 de 2020