A raíz de la pandemia del coronavirus se ha vuelto recurrente que bastantes líderes de opinión y en general los movimientos de izquierda aboguen por la creación de una renta básica universal en el país, creo relevante hacer un análisis mas específico de la viabilidad de este nuevo subsidio en el país.

En alguna oportunidad hablando con un connotado economista europeo me decía que en Colombia había más subsidios que en Suiza, que parecíamos un país socialista, pero que desafortunadamente en la mayoría de los casos estos subsidios no llegan a las personas que de verdad los necesitan.

Viendo objetivamente el comentario anterior es en gran medida cierto, tenemos subsidios para todo, subsidiamos los servicios públicos, el servicio de telefonía celular, la televisión por suscripción, la tasa de interés de los créditos de vivienda, los impuestos prediales, la educación pública, etc. Para ningún estado es fácil controlar y administrar esa cantidad de subsidios sin que haya ineficiencias y terminen siendo mal utilizados.

Adicionalmente de lo anterior podríamos decir que el no cobro de impuesto al valor agregado a productos de la canasta familiar también es un subsidio para los menos favorecidos, pero en el que los mayores beneficiarios de este son los que mayor capacidad de consumo tienen, o sea, las clases más pudientes. Si una persona que se gana el salario mínimo pagara IVA por el 50% de su salario pagaría alrededor de 90.000 pesos adicionales mientras que un asalariado de mínimo integral deja de pagar IVA por 400.000 si comprara el 20% en productos de esta canasta familiar, como vemos es absurdo seguir manejando este tema de esta manera, generando más desigualdad e inconformismo.

Siempre hemos pensado que nuestro santanderismo nos ha generado cada día mas leyes y leyes que en vez de facilitarnos la vida termina haciendo todo lo contrario, esto mismo sucede con el estatuto tributario, es largo y complicado, hacerlo mas sencillo ayudaría, entonces porque no hacerlo también con los subsidios, el Estado debería acabar todo este pitufeo, debería también cobrar el IVA a todos los productos a cambio de entregar esta renta básica universal, sería más eficiente y podría verdaderamente entregarle la ayuda a los que la necesitan.

Como vemos la tan anhelada renta básica universal es posible pero como suplemento de la cantidad de subsidios desordenados y mal utilizados que tenemos. Ya la decisión de a quienes se les debe entregar esta renta es otra cosa, obviamente no puede ser para todos si no para los mas necesitados, adicionalmente el monto a entregar debe ser motivo de análisis, el valor a entregar debe ser coherente con las necesidades básicas de las personas.

Esperemos que este debate que viene seguro en el congreso sea llevado técnicamente y no politiqueramente aprovechando el año pre electoral que se nos avecina y las necesidades del actual gobierno en materia económica y de gobernabilidad. Yo sigo pensando que el 2021 será un año de muchísimos retos económicos y sociales muy complejos, la reactivación no se va a dar a la vuelta de la esquina.

@SANTAMARIAURIBE

Publicado: noviembre 23 de 2020