En diálogo con LOS IRREVERENTES, la senadora María del Rosario Guerra exalta a Alicia Arango, aspirante a la dirección del Centro Democrático.

LOS IRREVERENTES. Desde hace algunos días vienen circulando versiones de prensa que fueron recogidas y confirmadas por LOS IRREVERENTES, que indican que usted y su hermano el senador Antonio Guerra están buscando un acercamiento entre el Centro Democrático y Cambio Radical para sellar una alianza de cara a las elecciones presidenciales de 2018. ¿Cómo van en esa tarea; será posible que los dos partidos de centro-derecha de Colombia se unan para las próximas elecciones?

MARÍA DEL ROSARIO GUERRA. Como le manifesté telefónicamente cuando usted me llamó la semana pasada, no es cierto que algún miembro de mi familia o yo estemos buscando alianzas políticas para mi beneficio. Como se lo expresé, mi compromiso y lealtad es con mi partido Centro Democrático, el cual he ayudado a construir desde su inicio, y con el expresidente Uribe, mi amigo y mentor político. En ningún momento en estos dos años con mi hermano Antonio he tocado temas políticos o de nuestros partidos, y menos un tema tan delicado y trascendental que sólo le compete a las directivas de mi partido. Además como usted bien sabe, el Centro Democrático presentará candidato propio en las próximas elecciones presidenciales. Nunca he jugado por debajo de la mesa ni he tenido agendas ocultas, porque la decencia y rectitud en mi vida profesional han sido mi constante.

Aprovecho y le comento que no obstante haber recibido de parte de varios colegas y militantes del CD y de congresistas de otros partidos, manifestaciones para que ponga a consideración de la ciudadanía  mi nombre como precandidata presidencial, les he respondido que en este momento toda mi dedicación y esfuerzos están concentrados en continuar siendo una de las mejores congresistas del país, y en buscar consenso que nos permita decidir en el corto plazo lo más conveniente para el Centro Democrático.

 

L. I Circula la versión de que en el caso de que la alianza se perfeccione, usted sería la candidata a la vicepresidencia de Germán Vargas Lleras. ¿Le gustaría que su nombre estuviera incluido en el tiquete presidencial de 2018?

M.R.G La versión de mi aspiración a ser fórmula vicepresidencial de Germán Vargas Lleras en el 2018, es un rumor orquestado por mis malquerientes para crear diferencias y rupturas dentro del Centro Democrático. Le reitero que el CD presentará candidato en el 2018, porque tiene brillantes aspirantes que pueden con lujo de detalles y competencia defender nuestros postulados desde la Presidencia de la República.

 

L. I En días pasados hubo una reunión de su partido en la que usted mencionó la existencia de unos acuerdos celebrados previamente a la elección de los actuales congresistas del Centro Democrático, en el sentido de que quienes resultaran elegidos, durante su periodo le dieran unas “palomitas” a quienes también trabajaron en la campaña pero que no alcanzaron una curul. ¿Usted estaría pensando en dejar por un tiempo su puesto como Senadora para que entre otra persona?

M.R.G Déjeme decirle que le informaron mal. Lo que dije es que había acuerdo para cambiar de comisiones entre algunos compañeros de Senado y Cámara; y segundo, que no podíamos olvidar que fuimos elegidos con la ayuda de setenta personas más que estaban en la lista a senado y otros tantos en las diferentes listas de Cámara, y que no podemos olvidarnos de ellos. Varios de los congresistas actuales ni siquiera los atienden. No obstante lo anterior, si a mí me correspondiera ceder mi curul para que otro miembro de la colectividad asuma ese honor lo haría sin egoísmos, siempre pensando en la unidad y consolidación del Centro Democrático.

 

L. I Se avecina un cambio en la dirección del Centro Democrático por cuenta de la renuncia del señor Zuluaga. Suena con mucha fuerza el nombre de la doctora Alicia Arango, quien es, sin duda alguna, una persona que goza del mayor respeto y estimación en amplios sectores del uribismo. ¿Le gusta la alternativa de Alicia Arango como directora del CD?

M. R. G Permítame primero destacar la excelente labor realizada por Oscar Iván Zuluaga como Director del Partido. No sólo ha estado desde el día cero, cuando en enero de 2011 iniciamos el recorrido por el país acompañando al expresidente Uribe, sino que contribuyó al éxito de las elecciones al congreso y a la presidencia cuando éramos un grupo significativo de ciudadanos, y posteriormente a organizar la institucionalidad del Centro Democrático.

Frente al retiro de Oscar Iván, por supuesto que Alicia Arango así como otros miembros del Partido que lo han expresado tienen derecho a postularse para integrar la dirección nacional prevista en los estatutos. Alicia tiene una destacada trayectoria profesional y en los últimos tres años ha contribuido con esta causa titánica de construcción del Centro Democrático. Tengo cariño por Alicia y la he apoyado en los momentos que se ha requerido, como ella bien lo sabe.

 

L. I Usted se ha concentrado en el trabajo político en Sucre. ¿Cuántos alcaldes, concejales y diputados salieron en las elecciones de octubre pasado en dicho departamento?

M. R. G Mi corto trabajo político lo he hecho no solo en Sucre sino en Risaralda, y apoyando otros departamentos cuando me lo han pedido como Casanare, San Andrés, La Guajira y donde el Partido considere que puedo ser apoyo. En el caso de Sucre lamentablemente en las elecciones de octubre pasado el Partido no obtuvo resultados electorales positivos.

 

L. I Existe en el uribismo un debate respecto de las próximas listas al Congreso de la República. Hay un sector que está promoviendo un cambio estatutario para que éstas sean abiertas. ¿Usted en qué corriente se encuentra: listas abiertas o seguir con las listas cerradas?

M.R.G Por principio respaldo la lista cerrada. Pero entiendo que la mayoría del Partido cree que lo mejor son las listas abiertas para estimular más el trabajo político de los miembros de la lista. Acogeré la decisión que se tome al respecto.

De hecho, y respetando lo previsto en los estatutos del Partido, promoví en Sucre las listas cerradas para las elecciones de concejo y asamblea. Estoy convencida que las listas cerradas son la mejor manera de consolidar un partido y acabar con las microempresas electorales. Además porque asegura el trabajo de equipo no por una persona sino por las propuestas de una colectividad. Pero lamentablemente no es fácil conseguir candidatos en lista cerrada y menos cuando los demás partidos se mueven con listas abiertas y muchos de sus candidatos con prácticas corruptas para acceder a los cargos de elección popular.

 

L. I Empieza la campaña por el plebiscito. Los opositores a los acuerdos celebrados con las Farc se dividen entre los que creen que debe promoverse el NO y entre quienes consideran que hay que declarar una abstención frente al mismo. ¿Cuál de las dos alternativas la convence más?

M.R.G Anuncié públicamente mi respaldo para votar NO en el plebiscito. Luego de haber hecho un análisis juicioso de los pros y contras de ambas opciones, lo que necesita Colombia es que masivamente salgamos a votar NO a los acuerdos entre gobierno y FARC en la Habana. Hoy muchos están obnubilados con la reincorporación a la vida civil de las FARC y la entrega de armas, que por supuesto es importante, pero no piensan que los acuerdos para ese logro van más allá y pisotean los pilares de la democracia al deslegitimar al Congreso, la justicia y el sistema electoral,  minar las funciones constitucionales de nuestras fuerzas militares y de policía, y mantener los raudales de dinero del narcotráfico.

 

@IrreverentesCol