“Me opondré a que el candidato sea escogido en una convención”

LOS IRREVERENTES. Para nadie es un secreto que el Centro Democrático está enredado en la decisión sobre el mecanismo para seleccionar al candidato presidencial. Usted ha propuesto que se hagan unas elecciones primarias, iniciativa que no ha tenido acogida en el Centro Democrático. Si no prospera su idea, ¿usted presentaría su nombre si se resuelve designar al candidato en una convención?

CARLOS HOLMES TRUJILLO. Lo fundamental es que el mecanismo de elección del candidato sea participativo y democrático. Usted recuerda que defendí una consulta abierta en el proceso anterior, la cual siempre tuvo mayoría dentro de los precandidatos. Ahora estoy proponiendo un mecanismo novedoso en Colombia, que espero sea discutido antes de expedirle, prematuramente, un acta de defunción. En todo caso, me opondré a que esa decisión se tome en una convención.

L I. De cara al plebiscito, leímos en su más reciente columna en LOS IRREVERENTES, que usted se la va a jugar por la abstención, decisión que no ha estado exenta de críticas por algunos militantes que no entienden exactamente el alcance de la abstención. ¿Puede explicar detalladamente porqué sí a la abstención en vez de hacerle campaña al voto por el no?

C H T. Creo que, en las circunstancias actuales, lo conveniente sería la abstención por las siguientes razones: Participar en el plebiscito votando no sería legitimar políticamente un mecanismo que hemos señalado como carente de idoneidad jurídica, política y social; participar en el plebiscito a favor del no sería ayudarle a la campaña en favor del sí, porque facilitaría nuevamente la campaña falaz de los amigos de la paz y los amigos de la guerra; abstenerse es la actitud consistente para quienes queremos la paz, pero en desacuerdo con puntos fundamentales de los acuerdos entre el Gobierno y las FARC; abstenerse sería decirle sí a la entrega de las armas de las FARC a la ONU y no a la impunidad; abstenerse activamente nos permitiría hacer una bella campaña en todo el país haciendo pedagogía sobre todo lo que hemos planteado a lo largo de las conversaciones en La Habana; abstenerse activamente le daría mucha sustancia adicional a los diálogos populares que hacemos en todo el país; abstenerse activamente tiene un valor positivo y propositivo en los mecanismos de participación. Hay muchas razones más que espero presentar, defender y discutir cuando el partido se reúna a tratar este tema.

L I. ¿Qué opinión le merece la respuesta que el presidente Uribe le dio a la carta que en días pasados le remitió Juan Manuel Santos?

C H T. El Presidente Uribe hizo lo que debía hacer. La carta del Presidente Santos fue otro intento de lograr que el expresidente firmara un contrato de adhesión y eso no va a ocurrir. Otro gallo cantaría si se tratara realmente de oír a Uribe para construir posiciones conjuntas.

L I. ¿Cómo hacer para que las diferencias que se evidencian en el seno del Centro Democrático no terminen generando un cisma que le haga daño a la colectividad? ¿No le llama la atención que las quejas más fuertes provengan de personas que llevan décadas defendiendo el ideario de Álvaro Uribe, como son el senador José Obdulio Gaviria y el doctor Jaime Jaramillo Panesso?

C H T. Las diferencias al interior de los partidos no tienen nada de raro ni de excepcional. Creo que la convención debe tomar las decisiones que propuse en el mensaje abierto a los militantes y simpatizantes de Centro Democrático para dedicarse a la tarea de fondo, que es ganar las elecciones en el 2018.

@IrreverentesCol