En el orden que sucedieron los hechos. Inició por celebrar el triunfo del Alcalde de Planeta Rica, Córdoba, quien fue premiado por el Gobierno Nacional por presentar el mejor Plan de Desarrollo para su municipio. Este es un logro que consta, afortunada o desafortunadamente, de dos partes. La segunda, será al final del mandato, cuando se sepa si lo pudo ejecutar o no, allí sabremos si su Plan solo tuvo la intención de ganar un reconocimiento y no más.

El siguiente hecho fue la distinción a la ciudad de Montería por parte de la ONU, al considerarla una de las 10 Ciudades Sostenibles*. Este galardón fue recibido por el Alcalde de Montería, a quien también felicitamos.

Este último reconocimiento de la ONU debe llamarnos a una seria reflexión en el sentido de hacia dónde vamos como ciudad. En el sentido de si estamos proyectando y construyendo una verdadera ciudad sostenible o estamos es ‘ideándonos’ una ciudad sostenible virtual. En donde la apariencia y el photoshop sea lo más importante, adobado de una agresiva propaganda oficial que no permite separar lo que es publicidad oficial de lo que es propaganda, como si estas dos cosas fueran lo mismo.

Y toda esta perversa revoltura de publicidad con propaganda fue promovida, y con excelentes resultados, por el presidente Juan Manuel Santos. Quien con miles de millones de gastos en ‘publicidad’ ‘atragantó’ a los medios nacionales del interior, quienes a cambio pusieron sus espacios y salas de redacción a los pies del mandatario.

El reconocimiento a Montería como ciudad sostenible trae consigo una delicada responsabilidad social por parte del gobernante de turno. Quien a mi parecer se ha preocupado más por restregarnos ese logro como algo personal y no nos ha dicho cuáles son los proyectos a desarrollar para ser verdaderamente una ciudad sostenible hacia el futuro.

La definición de ciudad sostenible tienen que conocerla todos los monterianos y saber al dedillo cómo se construye una ciudad sostenible.

Lo primero que tenemos que saber es que el depredador natural de una ciudad sostenible es la pobreza, la desigualdad y la exclusión. Y estoy seguro que estas tres destructivas plagas están arraigadas en esta ciudad.

Podrán decir que se ha venido trabajando en cobertura del 100 % en saneamiento básico para Montería, eso es cierto, pero esto era una deuda de más de 50 años que tenían para con los monterianos las clases políticas de la ciudad, las mismas que se han ‘repartido’ a Montería durante los años en mención. Estás básicas obras, que son la obligación de cualquier alcalde del mundo, no tienen porque ser hoy mostradas como el más alto logro de un mandatario. Eso es como pretender que te den un premio como Alcalde por no haber robado. Es que esa es tu obligación, ser honesto y no robar.

Y a menos de 24 horas de conocerse el reconocimiento a Montería por la ONU, el Dane nos informa que después de la Guajira, Córdoba es el Departamento con mayor pobreza, con un 46.6%. Desplazamos al Chocó.

Analistas dicen que Córdoba ya está en el millón y medio de habitantes. Y que Montería podría tener más de 700 mil habitantes. La pregunta es, ¿cuál es el porcentaje que aporta Montería a esa pobreza del 46.6%?

Esto lo planteo para demostrar que este reconocimiento de la ONU no debe impedirnos dejar de ver el bosque. Recordemos que ese bosque nuestro es la miseria, la pobreza, la exclusión y la desigualdad. Que tenemos que trabajar duramente, de día, de noche y de madrugada, para derrotar estas realidades verdaderas, que no tienen nada de virtuales.

No pretendo aguarle la celebración al Alcalde de Montería y su corte, solo quiero decirles que sí existe ‘Otra Montería’, en donde nos es imposible entender que exista una ciudad sostenible. Esto, en vez de molestar, debe llenarlos de valentía para trabajar por esa ‘Otra Montería’.

Aquí traigo esta definición de Ciudad Sostenible (Ver Hacia una ciudad sostenible)

“La Ciudad Sostenible es una ciudad que recupera y potencia su vida propia, y por tanto la de sus habitantes, mientras favorece la regeneración y el respeto de su entorno natural, así como la cohesión social, la educación para la paz y la integración cultural. Es una ciudad que se construye a si misma tomando como elemento principal, de acuerdo a unos principios económicos, ecológicos y de bienestar, a las personas y equidad social para sus habitantes”.

Y cuando uno ve lo que ve en Montería y lo trata de adaptar a esta definición comenzamos a tener problemas. Por ejemplo, esta definición nos habla de “cohesión social”, “educación para la paz” y nos dice que el “elemento principal” son “las personas” y la “equidad social para sus habitantes”. ¿Es Montería coherente con estos postulados?

En fin, es una tremenda responsabilidad la que tiene hoy en día el Alcalde de Montería con esta distinción de la ONU. Que no se le vaya a convertir en un terrible castigo. Y que no le pase como aquellas personas pobres que se han ganado la lotería, pero al pasar unos años están peores que antes de ganársela.

Y por último, le pido al Alcalde de Montería que cuando sus funcionarios le respondan a los ciudadanos peticiones, lo hagan de manera respetuosa y decente. Responder con soberbia, sarcasmo y destellos de odio lo que hace es que el ciudadano desprecie más a la administración pública.

 

*****

 

Para terminar, quiero referirme a los desafortunados encargos que ha hecho la Gobernación de Córdoba a diferentes alcaldías del Departamento.

Si bien es cierto que los encargados son los directos responsables de sus actos, no deja de ser más cierto aún que quien firma ese Acto Administrativo es el Gobernador de Córdoba.

Y creo que la responsabilidad de un mandatario no debe llegar solo hasta cumplir con un requisito impuesto por la ley, como lo es el de seleccionar a alguien de una terna para encargarlo, debe ir más allá.

Con la irresponsabilidad cometida por los aspirantes y partidos políticos, de avalar candidatos inhabilitados a alcaldías, no puede sumarse el desacierto de la Gobernación en la escogencia de las personas a encargar. Lo reitero, haga lo que haga el encargado, el que firmó el Acto Administrativo que lo encargó fue el Gobernador de Córdoba. Y eso lo hace responsable de lo que haga su encargado.

@tonsanjr