Estamos acostumbrados a relacionar los aplausos con buenos sucesos o espectáculos, pero el espectáculo que nos dio el congreso de la república este pasado 29 de noviembre está lejos de ser un buen suceso. No entraré a analizar si los senadores que accedieron a refrendar el nuevo acuerdo prevaricaron o no. Total, las leyes en este país están diseñadas para ser interpretadas al gusto del mejor postor. En lo que sí me gustaría concentrarme es en la moralidad de la decisión que tomaron los 75 congresistas esa noche.

Que el congreso sea el que refrende el “nuevo” acuerdo firmado entre Juan Manuel Santos y las Farc rompe con todo lo que se nos prometió. Santos, en campaña, dijo un sin número de veces que el pueblo sería el que decidiría si aceptaba o no lo acordado. Diseñaron un plebiscito para tal efecto y el pueblo decidió que NO. La implicación legal de esto es tan sencilla como que ese primer acuerdo quedaba valiendo lo mismo que un papel higiénico. Sin embargo, en un acto de reconciliación, los promotores del NO aceptaron que se replanteara lo negociado.

En un esfuerzo por lograr unir a un país desbaratado por los caprichos de un presidente, los promotores del NO comenzaron a tener una serie de reuniones con el gobierno mientras éste, por debajo de cuerda, buscaba fórmulas para deshacer el resultado del plebiscito. El sábado 12 de noviembre, Juan Manuel Santos le solicitó una reunión a Álvaro Uribe Vélez con el único objetivo de informarle que se había cerrado la negociación y que esa misma semana se volvería a firmar el acuerdo de paz con las Farc. Así lo hicieron. Burlándose no de Uribe, ni de Pastrana, ni de Ordóñez sino del pueblo colombiano, inclusive de los que votaron por el SÍ, porque este acto de tiranía autocrática solo puede tener, como consecuencia lógica, el abrirles el camino a otros actos similares.

Los congresistas que votaron por refrendar el acuerdo se auto aplaudieron esa noche del 29 de noviembre seguramente bajo el convencimiento de que habían hecho algo grande. Les cuento, señores congresistas, que algo grande sí hicieron, y esto fue lograr convencernos de que ustedes no son de fiar, que no tienen el más mínimo respeto por la democracia y que a pesar de haberse salido con las suyas hoy, mañana serán recordados como las 75 personas que le asestaron un golpe a nuestra democracia.

A continuación, les doy la lista de aquellos congresistas para que la impriman, la guarden y la tengan muy en cuenta la próxima vez que les pidan sus votos.

– Movimiento Alianza Social Indígena:

Marco Aníbal Avirama

– Cambio Radical:

Bernabé Celis Carrillo

Arturo Char Chaljub

Carlos Fernando Galán Pachón

Daira Galvis Méndez

Antonio Guerra de la Espriella

Rosmery Martínez Rosales

Carlos F. Motoa Solarte

Juan Carlos Restrepo Escobar

German Varón Contrino

– Partido Conservador:

Laureano A. Acuña Díaz

Hernán F. Andrade Serrano

Efraín J. Cepeda Sarabia

Juan Manuel Corzo Galán

Carlos E. Enríquez Maya

Nora María García Burgos

Juan Diego Gómez Jiménez

Juan Samy Merheg Marún

Nidia M. Osorio Salgado

Miryam A. Paredes Aguirre

Jorge H. Pedraza Gutiérrez

Yasmina Pastrana Rojas

Roberto Gerlein Echeverría

Olga Lucía Suarez Mira

– Partido Social de la Unidad Nacional (U):

Roy Barreras Montealegre

Armando Benedetti Villaneda

Musa Basayle Fayad

Ángel Custodio Cabrera Báez

William J. Chamorro Cruz

Bernardo Elías Vidal

Manuel M. Enríquez Rosero

Andrés García Zuccardi

José A. Gnecco Zuleta

Germán D. Hoyos Giraldo

Oscar M. Lizcano Arango

Maritza Martínez Aristizábal

Manuel G. Mora Jaramillo

José David Name Cardona

Eduardo E. Pulgar Daza

Roosvelt Rodríguez Rengifo

Milton A. Rodríguez Sarmiento

Carlos E. Soto Jaramillo

Sandra E. Villadiego Villadiego

– Partido Liberal:

Javier Álvarez Montenegro

Álvaro Ashton Giraldo

Arleth Casado de López

Andres Cristo Busto

Edinson Delgado Ruiz

Luis Fernando Duque García

Jaime E. Duran Barrera

Mario E. Fernández Alcocer

Juan Manuel Galán Pachón

Guillermo García Realpe

Lidio Arturo García Turbay

Viviane A. Morales Hoyos

Guillermo Santos Marín

Horacio Serpa Uribe

Luis Fernando Velasco Chaves

Rodrigo Villalba Mosquera

– Movimiento Alternativo Indígena:

Luis Evelis Andrade Casama

– Opción Ciudadana:

Mauricio Aguilar Hurtado

Antonio J. Correa Jiménez

Teresita García Romero

Julio Miguel Guerra Soto

Doris Clemencia Vega Quiroz

– Polo Democrático:

Jesús A. Castilla Salazar

Iván Cepeda Castro

Alexander López Maya

Segundo S. Niño Avendaño

Jorge Enrique Robledo Castilla

– Partido Verde:

Claudia N. López Hernández

Iván L. Name Vásquez

Antonio Navarro Wolff

Jorge I. Ospina Gómez

Jorge E. Prieto Riveros

 

PD. A propósito de aplausos, Adolf Hitler asesinó a más de seis millones de judíos entre aplausos.

@ANIABELLO_R