El presidente Santos, va a dejar perfectamente arruinado al Estado con la campaña por el plebiscito.

Lo mejor que le puede pasar a Colombia, si no quiere quedar en la más perfecta ruina financiera es que el plebiscito por la paz se celebre cuanto antes. No han pasado ni 15 días desde que la Corte Constitucional le dio vía libre al procedimiento maniqueo con el que Santos pretende dividir a los colombianos entre amigos y enemigos de la paz y ya se registra cómo la maquinaria oficialista está empleada a fondo en lograr la consolidación de la mayoría.

Lo grave es que la campaña no está apelando a la razón, sino al chantaje. Los ministros están llamando a los alcaldes y gobernadores a presionarlos para que pongan a sus respectivas administraciones al servicio del SÍ, lo cual hace de esta campaña una pantomima democrática en la que campea la trampa.

Resulta inaceptable que la chequera oficial con la que se debe pagar la política social esté siendo utilizada con fines politiqueros. ¿Qué pasará en aquellos municipios en los que los alcaldes no son de la denominada unidad nacional? La respuesta es obvia: no recibirán un centavo, con lo que al final del día se estará afectando a comunidades enteras por cuenta de la obsesiva vanidad del presidente Santos, quien no tolera que haya oposición a su gobierno y mucho menos acepta que haya gente que no esté dispuesta a validar la farsa que se firmará con los terroristas de las Farc.

Por eso, cada día que pase, correrán ríos de dinero por toda Colombia corrompiendo administraciones locales, razón por la que en tanto más rápido se le ponga final al sainete del plebiscito, por lo menos menor será el desangre del erario.

No le sale una bien

Juan Manuel Santos no pasará a la historia como el presidente que hizo la paz, como él mismo anhela. No habrá paz, la violencia crecerá y la frustración de los colombianos será colosal cuando empiecen a ver a los peores genocidas pontificando sobre los divino y lo humano y posando de estadistas. Si aún son muchos los que se ofenden con la presencia de Antonio Navarro y Gustavo Petro y demás criminales del M-19 en el escenario público, ese sentimiento de rechazo se exacerbará cuando en las pantallas de las televisión y en las emisoras de radio comiencen a figurar los nombres de personajes como Timochenko, Santrich, Joaquín Gómez, Iván Márquez, dando sus puntos de vista e indicando cuál debe ser el rumbo que debe adoptarse frente a determinadas situaciones.

ce6d19bc25244476f0f0fbee0d283918

Winner Anacona le enrostró a Santos que son ellos, los ciclistas, quienes se han hecho a pulso y sin ayuda del Gobierno

 

La popularidad de Santos no repunta ni repuntará. Es visto como un presidente mentiroso, traidor e incoherente, los 3 defectos que más puede generar irritación en los gobernados. Los votos que pueda conseguir en su campaña por el SÍ estarán ubicados en aquellos sectores de la sociedad que legítimamente están de acuerdo con que el contenido de los acuerdos de paz y no tienen ningún problema en “tragarse” los sapos que el gobierno ha anunciado.

Habrá otros, los más, que se dejarán seducir por el dulce y romántico mensaje de la paz, rodeado de palomas surcando los cielos y praderas reverdecientes, con niños corriendo y persiguiendo mariposas. Una nación que no ha podido vivir en calma desde el mismo instante en que se constituyó como Estado independiente, no ve la hora de que, como dice el himno –que también quieren cambiar como ñapa del proceso de paz- “cese la horrible noche”.

Serán esos los factores, sumados a la presión que ejercerán con el presupuesto público, los 3 pilares sobre los que se afincará la campaña del SÍ, porque si dejaran ese asunto dependiendo única y exclusivamente de la popularidad del presidente, se verían a gatas para llegar al millón de votos.

Prueba del nivel de rechazo y rabia que despierta Santos en el pueblo colombiano fue la dura reacción del ciclista Winner Anacona cuando el presidente, por lambón escribió en su cuenta de twitter un mensaje de felicitaciones a él, a Nairo Quintana y a Jarlinson Pantano por su buen desempeño en el Tour de Francia. “¡Volveremos por más!” escribió en tono entusiasta el presidente a quien Anacona le replicó que “volveremos por más porque nos hemos hechos SOLOS en este bonito y duro deporte con la ayuda de pocos”. Más de 12 mil personas difundieron la respuesta del ciclista y las reacciones al mismo no se hicieron esperar, todas ellas contra un Santos que poco o nada ha hecho en estos casi 6 años de gobierno por el deporte.

@IrreverentesCol