Durante las últimas dos semanas se han producido una serie de acontecimientos que me dejaron perplejo.

El primero de ellos, corresponde a los más de 500 días que lleva injustamente en una cárcel en los EE.UU el joven ex ministro y figura durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, Andrés Felipe Arias, quien se encuentra en un callejón sin salida.

Según el portal Las 2 Orillas, la pesadilla de Arias comenzó el martes 29 de julio del 2011 cuando el ex ministro de Agricultura de AUV fue enviado a la cárcel por el manejo irregular de los subsidios del programa Agro Ingreso Seguro, AIS.

La exfiscal Vivian Morales, de origen liberal samperista, quien por lo demás fuera uno de los 100 Representantes de la Cámara que absolviera al entonces presidente Samper por el caso del proceso 8.000, produjo una acusación que dejó estupefacto no solo a AFA, sino a AUV quien conoció a AFA en un club en la ciudad de Medellín cuando apenas tenía 27 años.

AUV, quedó sorprendido por la lucidez de AFA quien llegaría como vice Ministro de Hacienda al primer gobierno de AUV, para luego presentar una brillante gestión en el Ministerio de Agricultura produciendo los crecimientos económicos de los diferentes sub sectores más relevantes desde hace décadas.

Durante su cuestionada gestión, la Sra. Morales la emprendió en contra figuras del uribismo de tal forma que se llevó por delante no solo al joven AFA, sino a Diego Palacio, María Pilar Hurtado, Luis Carlos Restrepo, entre otros. Para el 2012, una decisión del Consejo de Estado mediante una acción de tutela de un estudiante de derecho, la sacó del cargo. Es que hay alumnos de alumnos que no tragan entero, ni siquiera de su profesor.

Cuando AUV se vio ante la imposibilidad de acceder a un tercer mandato por orden de la Corte Suprema de Justicia en cabeza del ex magistrado Yesid Reyes, liberal samperista, se impulsó la carrera del AFA a nombre del Partido Conservador, quien renunció a su brillante gestión en el Ministerio de Agricultura.

La pesadilla para AFA tomaría color de hormiga el martes 13 de diciembre del 2011 cuando el entonces procurador Dr. Alejandro Ordoñez confirmó su destitución e inhabilidad por 16 años para ejercer cargos como funcionario público.

Según el fallo del Ministerio Público: Se le cuestionó su posible intervención en la celebración indebida de convenios especiales de cooperación científica y tecnológica en los cuales se habrían omitido una serie de estudios jurídicos, técnicos, económicos, financieros, necesarios. Además, el Ministerio Público lo cuestionó en relación con los gastos de operación y coadmiministración de dicho convenio.

A su vez, según el fallo de única instancia No 37462 la magistrada ponente Dra. María Rosario González Muñoz, dado el 16 de julio de 2014, los hechos en los cuales la FGN edifica la acusación presentada en contra de Arias fueron los siguientes: Contrato sin cumplimiento legal, peculado por apropiación.

Desde entonces, el calvario de AFA por demostrar su inocencia ha llegado a tal punto que el 24 de agosto pasado fue notificado de una orden de la Interpol, cerrando el callejón sin salida.

Cuando se vislumbraba una salida a su caso, la mano oscura del gobierno de Juan Manuel Santos produjo su encanto solicitando al gobierno de los EE.UU, por cuenta del ex embajador Pinzón el bueno, una extradición a Colombia, no vigente, no existente, la cual tiene pudriéndose en la cárcel al joven AFA.

Según el ex ministro Londoño, Arias fue condenado con odio, furia y pasión solo porque era el futuro candidato a la presidencia contra JMS, había que atajarlo a como diera lugar.

A pesar de lo anterior, su valerosa Sra. Catalina Serrano, junto con sus dos pequeños hijos no da su brazo a torcer. Guarda la esperanza que algún día se reverse esta tortura judicial que ha tenido que padecer.

Mientras tanto, por cuenta del nuevo Código de Policía promovido por la ex senadora Claudia Nayibe López y el inefable Roy Barreras, en el país de las empanadas, teniendo en cuenta que no hay Iglesia Católica o cristiana sin puesto de empanada en la esquina,  a un joven le imponen un comparendo por comprar una empanada en la calle.

¡Ah! País este que ya no es del Sagrado Corazón de Jesús, por obra y gracia de la Constitución de 1991 donde la Policía Nacional se dedica a perseguir a quienes comemos empanadas en la calle.

¡Qué desprestigio institucional tan innecesario al que estamos llegando para la Policía Nacional por cuenta de las empanadas!

¿Colombia, un país inviable?

Y el impuesto predial de valorización, ni se diga.

Puntilla: Felicitaciones a Rigoberto Urán con su Tour Colombia 2.1, me imagino las empanadas en la subida a la Ceja.

@RaGomezMar

Publicado: febrero 19 de 2019