Los que inventan parentescos entre Uribe y el Pompi Cabrales, no saben que ese saqueador es pariente, pero de Samper.

A raíz de la denuncia hecha hace unos días por el presidente Uribe en contra del humorista Daniel Samper Ospina, señalado por violar los derechos de una niña recién nacida y de presuntamente promover la pornografía infantil a través de la revista Soho, publicación que él dirigió hasta hace algunos meses, se ha desatado una descomunal y violenta reacción por parte del antiuribismo, para insultar y calumniar al expresidente de la República, a sus seguidores, defensores y familiares.

Samper se ha dedicado a alimentar el clima de odio y revancha, fingiendo una supuesta victimización, cuando él ha sido a lo largo de los últimos años el principal promotor e incitador de la violencia a través de las redes sociales, como consecuencia de los señalamientos temerarios, calumniosos, injuriosos y mentirosos desde su columna de opinión semanal.

Es verdad apodíctica que la revista Soho hace publicaciones con las que el grueso de ciudadanos que comparten las ideas uribistas y las ideas conservadoras, no están de acuerdo. Desde aquellas páginas se ha hecho burla descarnada de la religión católica, cayendo en extremos inauditos como la publicación de fotografías de niños desnudos para “recrear” abusos sexuales cometidos por algunos sacerdotes.

Para hacerle contrapeso a las sustentadas denuncias elevadas por el expresidente Uribe, empezó a circular una versión con la que se pretendía restarle trascendencia a la misma.

En efecto, utilizaron unas antiguas fotografías de la nuera del exmandatario en la revista Soho, aseverando que ella es hija del exministro Orlando Cabrales, conocido con el alias de El Pompi, señalado de ser uno de los grandes responsables del desfalco a Reficar, hecho por el que Cabrales, hasta el momento, se ha salvado de ir a la cárcel.

No es cierto que Sofía Cabrales, esposa del primogénito del expresidente, sea hija de El Pompi, ergo Tomás Uribe no es yerno de ese cuestionado individuo.

Lo curioso de aquel señalamiento mentiroso es que el que sí es pariente de Orlando Cabrales es el humorista Daniel Samper Ospina, dado que su hermana María Angélica está casada con el hijo de El Pompi.

Aquel parentesco explica en buena medida porqué el humorista que se presenta como un hombre independiente que no le pone límite ninguno a su ejercicio profesional, es tan selectivo en sus señalamientos. En sus columnas, donde cuestiona los actos de corrupción más grandes de Colombia, no se ha hecho una sola mención, ni siquiera tangencial, al descomunal desfalco de Reficar, en el que el suegro de su hermana es uno de los principales protagonistas.

Los delitos de sangre no existen a la luz del derecho penal, pero se han convertido en una herramienta ruin para descalificar a las personas, sobre todo a través de las redes sociales.

Los defensores de Samper Ospina, queriendo cuestionar la coherencia del expresidente Uribe, pusieron en marcha un burdo plan que ante todo, perjudica al humorista cuya hermana está casada con el heredero del hombre que se apropió de miles de millones de pesos durante las obras de la Refinería de Cartagena, Reficar.

@IrreverentesCol

Publicado: julio 24 de 2017