Los titulares señalaron, a raíz de los movimientos involuntarios que en los últimos meses ha presentado la canciller Ángela Merkel, su preocupación: “tembló Ángela y tiembla Europa”. Son contracciones involuntarias que aparecen cuando está de pie, se inician en tronco y comprometen las extremidades inferiores. En ningún momento la canciller se desconecta o pierde el conocimiento. Cuando reinicia la marcha inmediatamente el síntoma desaparece y su andar, con  paso militar, se hace sin titubeo o arrastrando los pies.

El temblor es el movimiento involuntario más frecuente, se calcula que su prevalencia es cerca de 4/1000 habitante por año. Lo reconocemos como síntoma y expresa la manifestación de múltiples enfermedades del sistema nervioso central. Se inicia en edad media y tiene similar proporción entre hombres y mujeres. Su curso es generalmente benigno, no mortal; a veces toma un curso que limita al enfermo, lo encierra e impacta su calidad de vida. El disfrute de esas cosas simples que endulzan la vida lo van perdiendo; así, no aceptan el café en la tertulia y la sopa como entrada en el almuerzo, la retiran del menú. La vergüenza de no controlar los movimientos involuntarios y hacer desastre en el impecable mantel del anfitrión los mortifica. De hecho, éste temor aumenta el temblor.

Es todo un ejercicio de fina semiología clínica su clasificación y detección de las causas. Son múltiples estructuras cerebrales las involucradas en la regulación del movimiento y la alteración de estos puestos de control puede ocasionar temblor. Pero quizá la primera tarea es precisar si lo que él individuo presenta es temblor u otro tipo de contracción. Recordemos, por ejemplo, las convulsiones focales motoras en donde el paciente presenta contracciones aisladas de la mano, súbitas e intermitentes. Puede o no perder el conocimiento. Simulan, pero no son temblores, son episodios convulsivos. Su causa no se debe pasar por alto pues generalmente es una lesión estructural cerebral del área motora (tumor, infección etc.). Un tumor cerebral diagnosticado a tiempo tiene un pronóstico diferente.

Una forma simple y práctica para clasificar el temblor describimos: si se presenta cuando el músculo está quieto o en movimiento (cinético). El temblor cuando el músculo esta relajado se denomina temblor en reposo. El ejemplo, la Enfermedad de Parkinson: afecta manos, generalmente de un solo lado, rítmico y da la impresión que el enfermo estuviese contando monedas. Los otros componentes de la enfermedad facilitan el diagnóstico: la rigidez, la lentitud en los movimientos, (bradicinesia) y las facies inexpresivas como si tuviese “una máscara”.

Hay un tipo de temblor, postural, que aparece en las posiciones anti gravitatoria.  Es el más frecuente en la población general y se denomina temblor esencial. Éstas alteraciónes del movimiento tiene factores detonantes comunes y sin excepción todas las variedades de temblor se aumentan bajo el stress, los estados de ansiedad y momentos de preocupación. Sentirse observado, el mal dormir y el cigarrillo son factores complementarios de exacerbación.

Me gusta de la canciller Merkel que no se descompone cuando presenta estas contracciones en público. Todo le resbala y así debe ser. Trucos que ayudan a los pacientes: evitar cafeína, vasos a medio llenar, cucharas grandes. Zapatos sin cordones y no llegar cansado a las reuniones donde lo inviten: estas son para disfrutarlas. A una persona muy cercana, quien tiene un temblor senil, le he enseñado que no se limite, y que atribuya la emoción del encuentro con las amigas la aparición de las contracciones involuntarias. Nada de encierro.

El diagnóstico certero es  fundamental en el temblor; pero es más importante la actitud que el enfermo tenga. Coincido con mis colegas clínicos en la presunción de Temblor Ortostático Primario en la canciller; aparición espontánea, benigno, desaparece solo y no afecta su capacidad cognitiva o funcional. Les anticipo, seguirá siendo la columna vertebral de la Unión Europea y enseñando con su conservatismo y carácter el control de las sacudidas sociales.

@Rembertoburgose

Publicado: agosto 2 de 2019