Un fuerte aspirante a la presidencia del Fondo Nacional del Ahorro, en 6 años ha tenido un milagroso incremento patrimonial.

Tras el Fondo Nacional del Ahorro

El Fondo Nacional del Ahorro es una de las entidades públicas más atractivas para los políticos, no solo por el medio billón de pesos que tiene asignado para su funcionamiento cada año, sino por los 1400 empleos temporales que genera esa entidad, además de los 185 cargos en la planta interna.

Como se ha conocido en los medios de comunicación, el actual presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, tiene los minutos contados en su cargo por cuenta de que su partido, La U, le quitó el respaldo político.

Efectivamente, su antiguo “padrino político” el hoy presidente del senado Mauricio Lizcano, quien hasta hace menos de 6 meses era un firme aliado suyo, fue el primero en darle la espalda y sumarse al bloque de congresistas del santismo que quiere hacer nombrar a un nuevo presidente en dicha entidad.

Candidato millonario

Los senadores Bernardo “Ñoño” Elías, Musa Besaile, Armando Benedetti y Miguel Amín Escaf están respaldando el nombre de Helmuth Barros Peña, actual secretario general de Findeter.

Barros llegó a Findeter  en el año 2010 en condición de asesor de la entidad. Ese mismo año fue ascendido a secretario general de la entidad.

Cuando iba a tomar posesión del cargo, Barros tuvo un inconveniente. Resulta que por cuenta de una vieja deuda impagada su nombre aparecía reportado en la central de riesgo CIFIN.

En efecto, el doctor Barros debía 5 millones de pesos y el reporte en la central de riesgo lo inhabilitaba para posesionarse como secretario general de Findeter, razón por la que tuvo que salir corriendo a buscar, en el mismo Findeter, un préstamo para subsanar esa deuda.

Aquello demuestra que la situación financiera de Helmuth Barros, en 2010, no era la mejor. Y eso no tiene nada de malo ni de irregular. Deber plata, estar ilíquido o en bancarrota no es delito en Colombia.

Pero estos 6 años en los que el doctor Helmuth Barros ha sido secretario general de Findeter han sido también años para la prosperidad y la abundancia. Atrás quedaron para él esos momentos aciagos en los que su nombre figuraba en las pantallas de las centrales de riesgo.

En 2010, cuando Barros se posesionó como secretario general de Findeter, en su declaración juramentada de bienes y rentas de la Función Pública, declaró que el único bien que tenía era un apartamento avaluado en $250 millones de pesos. Así mismo, declaró tener una cuenta de ahorros en Banco de Bogotá con $7 millones de pesos.

declaracion-barros

Declaracioón de bienes y rentas de Helmuth Barros en 2010

En 6 años, su situación patrimonial mejoró dramáticamente. LOS IRREVERENTES supieron que el doctor Barros hoy es dueño de lujosos vehículos y de una suntuosa finca, entre otros bienes muebles e inmuebles.

Tiene un Mercedes Benz negro SLK200 convertible del año 2014 que de acuerdo con la revista Motor tiene un precio de mercado de $95 millones de pesos.

Otro de sus vehículos es una camioneta Land Rover Evoque del 2015 cuyo valor es de $217 millones de pesos.

También posee una motocicleta BMW G-650 GS del año 2015, avaluada en $30.9 millones de pesos y una moto Vespa de 2015 de $18 millones de pesos.

barros-1

El doctor Barros paseando en su Mercedes Benz convertible

Hombre de campo

Pero los vehículos y las motocicletas no son la única debilidad del doctor Barros. Como se nota en las fotografías, él es un hombre amante del campo y de la vida al aire libre gracias a la lujosa finca que pudo adquirir recientemente en la sabana de Bogotá.

Debe ser motivo de alegría que el secretario general de Findeter  y posible nuevo presidente del Fondo Nacional del Ahorro haya logrado superar las angustias económicas que hace pocos años lo llevaron al extremo de tener que pedir un crédito en el propio Findeter para que su nombre fuera borrado de las centrales de riesgo.

@IrreverentesCol