El encuestador César Caballero intentó manipular al electorado estadounidense haciendo proyecciones falsas sobre la intención de voto en ese país.

¿Encuestador o militante?

Para todos es sabido que el cuestionado encuestador César Caballero es un enconado enemigo del expresidente Uribe y desde que cayó en desgracia y se vio obligado a abrir un pequeña empresa encuestadora –Cifras y Conceptos– se ha dedicado a prefabricar encuestas en las que siempre Uribe o sus candidatos aparecen dramáticamente derrotados.

Con ocasión del plebiscito del pasado 2 de octubre, todas las encuestas realizadas por Caballero daban por derrotado al NO, opción que como es de todos conocido estaba eminentemente promovida por el expresidente Uribe.

Como bien dice una excolaboradora de Caballero, “él hace sus encuestas con el deseo de que Uribe aparezca bajito”. Caballero no es un hombre que oculte sus preferencias políticas y sus amistades partidistas. El país recuerda cómo en las elecciones regionales de 2015 Caballero ponía a ganar al candidato liberal Rafael Pardo, mientras que todas las demás encuestadoras coincidían en que la tendencia favorecía ampliamente a Enrique Peñalosa.

Pero ahí aplica la fórmula universal utilizada por los campesinos colombianos: una cosa es lo que piensa la mula y otra muy distinta el que la está enjalmando.

Repitiendo el estilo en los Estados Unidos

Con ocasión de las recientes elecciones presidenciales en los Estados Unidos, el canal hispano Univisión, cuyo vicepresidente de noticias es el periodista militante del antiuribismo Daniel Coronel Castañeda contrató a César Caballero para que les ayudara a interpretar las encuestas y las tendencias para efectos de trazar las métricas y hacer un pronóstico del resultado.

Para Univisión, la derrota del señor Donald Trump era un punto de honor. Ese canal se convirtió durante la campaña en un activista de la causa de Hillary Clinton. El presentador Jorge Ramos fue uno de los más feroces críticos del candidato Donald Trump quien en algún momento de la campaña se vio obligado a expulsarlo de una rueda de prensa.

La función de Caballero

El contrato de Caballero con Univisión tenía el objeto de hacer proyecciones con base en las encuestas que contrataba el canal en los diferentes estados de los Estados Unidos. Lo curioso es que Univisión  dio siempre a Clinton como ganadora. Al extremo de que 2 días antes de las elecciones, Coronel en su cuenta de twitter dio como un hecho cierto que Clinton ganaría en la Florida y que con eso aseguraría la victoria.

Fue César Caballero quien le dio esa información a Coronel, con base en los análisis que hizo de las encuestas que había contratado el canal.

Caballero creyó, equivocadamente, que en Estados Unidos la opinión pública –sobre todo la comunidad latina- se iba a dejar influenciar por el resultado de la proyección estadística realizada por él y con eso inclinaría la balanza a favor de la candidata demócrata.

Su falta profesional fue tan brutal que unos días después de las elecciones, el propio canal tuvo que salir a dar explicaciones de su equivocación.

@IrreverentesCol