El senador Jorge Iván Ospina –hijo del terrorista Marino Ospina- intentó vilmente enlodar el nombre de la parlamentaria Margarita Restrepo.

La histeria de Ospina

El senador vallecaucano del partido Verde  e hijo del extinto terrorista al servicio de Pablo Escobar Iván Marino Ospina, Jorge Iván Ospina mojó prensa por cuenta de un espectáculo ridículo que montó contra la juiciosa congresista del uribismo Margarita Restrepo.

La historia es muy sencilla: hace un par de años, Ospina presentó un proyecto de ley que buscaba regular las cirugías plásticas, el cual se hundió en el Senado.

La iniciativa de Ospina tenía muchos elementos interesantes que merecían ser tenidos en cuenta en un nuevo intento por legislar frente a ese importante tema.

La representante Margarita Restrepo, que lleva más de 2 años trabajando y estudiando ese asunto con expertos en la materia, elaboró un nuevo proyecto de ley que recogía buena parte de las normas del de Ospina, que estaba condenado al olvido.

¡Y quién dijo Troya! El vanidoso y delicado senador Ospina montó en cólera, se puso a llamar a todas las emisoras para acusar infamemente a Restrepo de plagio, cuando la misma ley 5 que es el reglamento del Congreso de la República faculta a los parlamentarios para retomar proyectos que hubieran sido improbados sin obligar a hacer ningún tipo de reconocimiento.

“Acá lo que importa es que se legisle sobre ese asunto”

En diálogo con LOS IRREVERENTES, la doctora Margarita Restrepo le restó importancia a la pataleta de Jorge Iván Ospina y aseguró que, al margen de cualquier otra valoración, acá lo que importa es que el Congreso de la República apruebe, cuanto antes un proyectos de ley “que regule todo lo relacionado con las cirugías estéticas. Estamos hablando de cientos de mujeres y hombres que han perdido sus vidas, que se han visto gravemente afectados gracias a que han sido víctimas de malas prácticas médicas cuando se han sometido a este tipo de cirugías. Ya le he ofrecido disculpas al doctor Jorge Iván Ospina, pero lo importante es que el proyecto avance y muy rápido sea ley de la República”.

El estilo de Ospina

No es la primera vez que el senador Ospina arma un berrinche. Ese es su estilo. Llamar la atención por cuenta de sus ataques de desespero y no por  el resultado de su trabajo en el Congreso de la República, que hay que decir es flojo y sin mayores resultados.

Es hora, entonces, de que el doctor Ospina entienda que los políticos hacen su carrera dando resultados y no armando escándalos por cuestiones inanes.

Indignación infundada

La indignación del senador Ospina es totalmente infundada. Si de verdad a él le angustiara que otros congresistas se copien de su trabajo intelectual, él no se habría copiado de un proyecto que sobre cirugías plásticas presentó, hace ya bastantes años Juan Lozano cuando era senador de la República.

En efecto, al mirar el proyecto de Lozano y el que Jorge Iván Ospina presentó en 2014 se encuentras tantas similitudes que cualquiera podrá sentenciar que se trata de una vulgar copialina.

Pero nadie dirá que Ospina es un plagiador. Estamos seguros de que él, simplemente, en su momento descubrió que la iniciativa de Lozano era tan buena que debía ser rescatada y convertida en ley de la República. ¿O no, doctor Ospina?

El crimen de las Farc

crimen-de-hoy