En cuestión de minutos se le enredó a María Mercedes López la Procuraduría. Santos inclinó la balanza por Fernando Carrillo.

Así se le barajó la Procuraduría a María Mercedes López

Hasta las 12 del día del pasado martes 25 de octubre, María Mercedes López tenía a la Procuraduría General de la Nación de un “cachito”, como se dice popularmente.

En ese momento, 10 senadores conservadores, toda la bancada de Cambio Radical con excepción de 2 senadores, 12 de La U, Opción Ciudadana, 3 del Polo Democrático y posiblemente el Centro Democrático estaban listos a votar por ella.

La cosa estaba tan segura que el propio Luis Guillermo Vélez, secretario general de la presidencia, se reunió con la candidata para indagar cómo iba su campaña y conocer cuáles eran los respaldos que tenía.

Roberto Prieto, jefe de debate de la aspirante conservadora, estaba totalmente confiado de la victoria de su candidata porque sabía que al final todo el partido de La U se inclinaría hacia ella.

¿Qué pasó?

Nadie sabe exactamente en qué momento se volteó la torta. Lo cierto es que después de la reunión con Luis Guillermo Vélez –quien siempre tuvo más simpatía por la candidatura de su amigo Fernando Carrillo- a López empezaron a descomponérsele las cosas.

El secretario privado de Santos, Enrique Riveira –de la entraña de la familia Parody- se metió de frente en la campaña haciendo llamadas a distintos parlamentarios de La U en las que les indicó que el gobierno se sentía más cómodo con Carrillo que con López en la Procuraduría General de la Nación.

Aquella “sugerencia” se regó como pólvora y en cuestión de minutos se propició una desbandada que terminó uniendo a La U entorno al nombre de Carrillo y obligando a que Cambio Radical, que había comprometido su voto con María Mercedes López literalmente se volteara hacia las toldas de Carrillo.

El efecto dominó no se hizo esperar. Opción Ciudadana –antiguamente conocido como PIN- también reaccionó instintivamente anunciando su voto por el candidato liberal garantizando así su victoria.

El Centro Democrático

El partido del expresidente Uribe desde el comienzo observó una actitud prudente y a veces distante frente al asunto de la elección del nuevo Procurador General de la Nación. Lo cierto es que desde el comienzo los uribistas anunciaron que su objetivo era el de bloquear la aspiración del obsesionado perseguidor, Jorge Fernando Perdomo.

De cara a la votación, cuando lo sensato es que se hubieran obstenido o votado en blanco, la bancada del CD se sumó a la elección de Fernando Carrillo, quien será el hombre clave de Santos en la Procuraduría General de la Nación.

No está de más que los uribistas tengan de presente que Carrillo, además de ser el candidato de Santos, será el procurador de César Gaviria y uno de los mejores amigos del periodista Daniel Coronel. Paradojas de la vida: terminó el Centro Democrático agasajando a Coronel, eligiéndole a su amigo del alma como nuevo Procurador General de la Nación.

@IrreverentesCol