La cuota de Carlos Fernando Galán

A los herederos de Luis Carlos Galán les gusta la política menor, los puestos y, sobre todo los contratos multimillonarios. Hace algunos meses los hijos del inmolado líder estuvieron en el ojo del huracán por cuenta de los multimillonarios recursos públicos con que fue favorecida la “Escuela para la Democracia Galán”, presidida por su tía, Maruja Pachón.

Hace pocos días surgió una noticia que ha pasado desapercibida: en la Unidad Administrativa de Servicios Públicos de Bogotá, UAESP en tan solo 10 meses se han gastado más de 3200 millones de pesos en asesorías.

La directora de esa entidad, doña Beatriz Elena Cárdenas, llegó a ese cargo por recomendación y bajo el padrinazgo del senador Carlos Fernando Galán quien durante la campaña de Enrique Peñalosa advirtió que quería el control de la UAESP.

¿Qué dirá el senador Galán del desgreño y la ligereza con la que su recomendada Cárdenas ha venido manejando los recursos de la UAESP?

Comida en Casa de Nariño

Últimamente el presidente Santos ha adoptado el estilo de su buen amigo Nicolás Maduro de hacer alocuciones televisadas y radiodifundidas para transmitir anuncios en relación con el futuro del proceso de paz, luego de que el NO se impusiera en el plebiscito.

En la intervención del martes pasado, Santos hizo referencia a posibles decisiones que tomaría la Corte Constitucional con las que él espera, cual tirano africano, pasar por encima del veredicto popular e imponer a las malas sus acuerdos con Timochenko.

Llama la atención la mención del presidente Santos de una posible decisión de la Corte Constitucional, pues LOS IRREVERENTES han podido confirmar que el fin de semana pasado un grupo de 5 magistrados de ese tribunal estuvieron comiendo con el presidente en la Casa de Nariño. 4 de los invitados, los magistrados Vargas, Calle, Mendoza y Palacio están a punto de salir del tribunal por cumplimiento de su periodo y esperan que el presidente les retribuya con generosidad todo lo que han hecho por él.

El otro magistrado que hizo parte del convite fue el doctor Alejandro Linares, hombre de la entraña santista.

Causa extrañeza y produce indignación que los máximos jueces constitucionales de Colombia, en momentos en los que suenan voces que piden que se pisotee la voluntad popular expresada en la urnas el pasado 2 de octubre, estén aceptando invitaciones del presidente de la República. ¿De qué se habló durante el banquete? ¿Cuadraron los 5 magistrados con el presidente la manera de birlar el resultado del plebiscito?

Magistrado Vargas tras un cargo diplomático

Luis Ernesto Vargas, quien fue el ponente del fallo que declaró exequible el plebiscito aspira a que el presidente Santos lo nombre en un cargo diplomático apenas culmine su periodo en la Corte Constitucional.

La cancillería ya está trabajando en el asunto, pero ha surgido un inconveniente de tipo práctico: Vargas no habla ningún idioma distinto al español, razón por la que la ministra Holguín se opone a que sea enviado a Europa o Asia.

Por tal razón, la alternativa que tienen en el ministerio de Relaciones Exteriores es que Vargas sea designado como embajador en Nicaragua o como Cónsul en Maracaibo, Venezuela.

Palacio tras los contratos

Por su parte el magistrado Jorge Iván Palacio, espera que una vez se cumplan sus 8 años en la Corte Constitucional, el gobierno haga con él lo mismo que ha hecho con José Manuel Cepeda: llenarlo de multimillonarios contratos de asesoría jurídica.

Alguien cercano al togado, le confirmó a este portal que Palacio ya tiene vista la oficina desde la que tiene proyectado montar su empresa de asesorías, cuyo principal cliente será el gobierno de Juan Manuel Santos.

El crimen de las Farc

crimen-de-hoy

@IrreerentesCol