La debacle liberal en las votaciones del plebiscito, le pasa factura a ese partido debilitando la candidatura de Fernando Carrillo.

Liberales divididos

Empiezan a verse los primeros coletazos del plebiscito en el partido liberal, colectividad a la que el gobierno le achaca buena parte de la responsabilidad del fracaso electoral frente al NO, liderado por el expresidente Uribe y su partido el Centro Democrático.

Muchos señalan a la senadora y exfiscal Viviane Morales, pues como es sabido ella pertenece a una iglesia cristiana. Algunas voces de la colectividad roja han indicado que, por debajo de cuerda, la doctora Morales hizo toda la fuerza para que el NO se impusiera sobre el SÍ y que le fue más fiel a sus creencias religiosas que a los compromisos políticos de su partido.

Horacio Serpa en la mira

Otro sobre el que se posan los dedos juzgadores es sobre Horacio Serpa, quien por su deteriorada salud no pudo cumplir con el compromiso adquirido de, en palabras suyas, “volver papilla” al uribismo en Santander. El resultado fue adverso y la oposición, liderada en ese departamento por el exprocurador Alejandro Ordóñez le propinó una monumental paliza: el NO obtuvo el 55.64% de los votos, mientras que el 44.35% fue para el SÍ.

Otros congresistas como Rodrigo Villalba (del Huila), y Andrés Cristo (Norte de Santander) tampoco se han salvado de los cuestionamientos.

En la Casa de Nariño, los asesores políticos del presidente tienen claro que el liberalismo tuvo un mal desempeño y la primera medida que se ha adoptado para castigarlos ha sido la de dejarlos sin posibilidades de que el próximo Procurador General de la Nación sea de su partido.

La desbandada

Hasta el viernes antes de la votación del plebiscito, por lo menos 15 de los 17 senadores liberales estaban listos para votar por Fernando Carrillo Florez para la Procuraduría. Muchos de ellos, como el senador Guillermo Santos, ya tenían acuerdos burocráticos para confirmar el voto.

Pero la derrota del SÍ descompuso el tablero liberal.

LOS IRREVERENTES han podido confirmar que el bloque que respaldaba a Carrillo se ha fraccionado. Algunos liberales, conscientes de que el gobierno no va a permitir que el exministro que goza del respaldo del desacreditado César Gaviria gane la procuraduría, empezaron a fijar sus ojos en la candidata ternada por la Casa de Nariño, la exmagistrada María Mercedes López.

Así las cosas, de los 15 votos que hace una semana tenía asegurados Carrillo, hoy no tendría más de 10.

La inhabilidad

Otro aspecto que ha jugado en contra de Fernando Carrillo es la inhabilidad que tendría por cuenta de la falta grave por la que él fue sancionado cuando era ministro de justicia de César Gaviria, tal y como lo revelaron hace algunos días LOS IRREVERENRTES (Puede leer “La Inhabilidad de Carrillo”).

En criterio de algunos miembros del liberalismo, es bastante contradictorio que el Consejo de Estado, órgano que confirmó la sanción contra Carillo se hubiera aventurado a ternarlo, sabiendo que las normas prohíben que quien haya sido sancionado disciplinariamente pueda ser designado como Procurador General de la Nación.

@IrreverentesCol