Aunque a primera vista pareciera que a Santos se le barajó el Nobel, no se descarta que Noruega decida entregárselo.

El Nobel de Paz

Luego de la separación de Noruega y Suecia en 1905, como si se tratara de una disolución conyugal, se hizo una suerte de separación de bienes entre los que estuvo la concesión y entrega de los premios Nobel.

Desde entonces, Suecia se encarga de los premios de medicina, física, química, economía y literatura, mientras que Noruega hace lo propio con el de paz.

Comité noruego del Nobel

Los noruegos crearon, a instancias de su gobierno, el denominado “Comité del Nobel” que está integrado por 5 miembros, todos ellos designados por el parlamento de ese país nórdico.

Los integrantes del comité, a lo largo del año estudian las postulaciones que se hacen y al final toman una decisión. De acuerdo con la normatividad noruega, 8 instituciones o personas pueden hacer las nominaciones. Entre ellos está el gobierno de Noruega y los antiguos ganadores del premio.

Los patrocinadores de Santos

Como es sabido, el gobierno de Noruega se jugó el todo por el todo frente al proceso de paz entre Santos y las Farc, al punto de que una vez se conoció el resultado del plebiscito, el ministro de relaciones exteriores de ese país, el señor Børge Brende, de manera desacomedida manifestó su desagrado por el hecho de que el pueblo colombiano mayoritariamente le hubiera dicho NO a la refrendación del acuerdo.

Está claro que Noruega quiere que Santos y Timochenko se ganen el Nobel de paz. Al fin y al cabo es una forma de autopremiarse por el papel que ese país jugó durante las negociaciones que tuvieron lugar en la ciudad de La Habana.

El otro gran patrocinador de la candidatura de Santos y el jefe de la organización terrorista de las Farc es el expresidente finlandés y ganador del Nobel de Paz en 2008, Martti Ahtisaari.

La candidatura sigue viva

Para muchos, el hundimiento del plebiscito dejó liquidada la posibilidad de que Santos y Timochenko sean los ganadores del Nobel de paz el próximo 7 octubre. No obstante, existe la posibilidad de que el comité noruego, en aras de darle un espaldarazo al proceso que tanto han respaldado en su país, decida otorgarlo.

En caso de que eso sucediera, el panorama interno colombiano se enrarecería aún más. Por un lado un país que le dijo NO a los acuerdos y por el otro un presidente derrotado pero galardonado con el Nobel.

La destrucción del monstruo

Un buen amigo de LOS IRREVERENTES, en diálogo con este portal definió la actual situación de Juan Manuel Santos en los siguientes términos: “Uribe creó al monstruo de Santos y el mismo Uribe se encargó de desbaratarlo”.

El crimen de las Farc

el-crimen-de-hoy

@IrreverentesCol