Gustavo Moreno, cuota de Leonidas Bustos busca puesto en la Fiscalía. Antes, debería aclarar algunas dudas que hay sobre él.

Gustavo Moreno buscando puesto

El controvertido abogado Gustavo Moreno, que fue candidato a la Personería de Bogotá sigue buscando puesto y ahora lo está haciendo en la Fiscalía General de la Nación.

Para nadie es un secreto que Moreno es cuota directa de Leonidas Bustos, el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia que persiguió abusivamente al uribismo desde la sala penal del alto tribunal.

Una fuente de LOS IRREVERENTES confirmó que el nivel cercanía de Moreno con el exmagistrado es tan estrecho que hasta tiene bienes de él a nombre suyo. “¿Por qué el doctor Moreno no aclara si tiene un vehículo marca BMW que es de Bustos, pero figura a nombre de él?”, se preguntó la fuente.

Este portal insistentemente trató de comunicarse por diferentes vías con el doctor Moreno para efectos de hablar sobre ese y otros asuntos, pero no fue posible contactarlo. De todas maneras, ahí queda formulada la pregunta para que él aclare el asunto y despeje dudas.

Alejandro Ordóñez va con toda

No han pasado más de 5 días desde su desafortunada y lamentable salida del Ministerio Público y el doctor Alejandro Ordóñez continúa siendo foco de atención del país político. Este fin de semana grabó un video en el que enumeró las principales críticas al acuerdo de paz entre Santos y las Farc y anunció su voto por el NO, a la vez que aseguró que Santos “se convirtió en un gobernante autócrata”.

El hombre clave

Poco ha trascendido el libro de El Hombre Clave del proceso de acuerdos Farc – Santos (en ese orden). Se trata de las memorias de Henry Acosta Patiño, un profesional muy cercano a alias Pablo Catatumbo, que confiesa en su libro que siempre estuvo obsesionado con salvar a las Farc de su debacle.

Acosta hizo hasta lo imposible por que se adelantara un “proceso de paz” con Uribe. Él mismo, indirectamente, acepta que tanto Luis Carlos Restrepo como el presidente Uribe, nunca tuvieron intenciones de claudicar ante la organización terrorista y, en consecuencia, sus intentos no pelecharon.

Santos suave con las Farc

Acosta denuncia que Santos se negó a recibir en 2010 un explosivo documento del CICR porque en él se equiparaba a las bacrim con las Farc y el ELN. Como el “Secretariado” se puso furioso con ese paralelo entre criminales, Santos, conciliador con las Farc hasta la claudicación, les mandó decir: “ya nos estamos empezando a poner de acuerdo. Yo tampoco estoy de acuerdo con ese documento del CIRC”.

El amigo de “Catatumbo” transcribe la declaración del CRIC (que se analizará editorialmente en otra edición): “El CRIC considera que tanto Los Rastrojos como Los Urabeños (…) son parte del conflicto armado no internacional existente en Colombia”.

Suecia y Brasil, vetados

Una de las más vergonzosas humillaciones del Estado colombiano en la negociación narrada por Acosta es que las Farc se negaron a ir a Suecia o a Brasil e impusieron a Venezuela como sitio de negociación inicial. Todo se adelantó en la frontera del Táchira, bajo los auspicios de Rodríguez Chacín, el más tenebroso miembro del clan chavista, profundamente involucrado con el Cartel de los Soles.

De la hacienda de Chacín, tristemente célebre porque en ella se entrenaron los guerrilleros que intentaron reconstruir el Bloque Caribe, salieron hacia Cuba los miembros de las Farc que se reunieron con Enrique Santos, “plenipotenciario” de su hermano el presidente.

En una carta que publica “el hombre clave”, Santos confiesa que no tiene reparos ideológicos frente a la plataforma ideológica de las Farc, que el Secretariado resumió como la lucha por “una patria nueva, socialista, justiciera, bolivariana (…)”.

El crimen de las Farc

crimen-de-hoy