La juez que falló la tutela a favor de las 16 curules para las Farc, es una furiosa militante antiuribista.

La juez antiuribista

Ha trascendido que la juez 16 administrativa de Bogotá, Catalina Díaz, quien falló la tutela ordenándole al congreso de la República aprobar las 16 curules para las Farc, es ante todo una furiosa militante de la extrema izquierda antiuribista.

Aquella realidad, permite concluir que la juez, evidentemente prevaricadora, falló la cuestionada tutela con la que se pretendía entregarle una importante porción de la cámara de Representantes a la banda terrorista de las Farc, guiada por sus ideas políticas.

Exempleada de la corte Constitucional

Algunos observadores que quedaron estupefactos ante la decisión adoptada por la juez Díaz, creyeron equivocadamente que ella es una perfecta ignorante del derecho constitucional. Pero aquello no es en absoluto cierto.

LOS IRREVERENTES pudieron confirmar que la señora Díaz pasó por muchos despachos de la corte constitucional. Fue asesora de los exmagistrados Gabriel Mendoza y María Victoria Calle. El último cargo que tuvo en ese tribunal, fue en la oficina del actual magistrado santista, Antonio José Lizarazo.

Despedida por falta de rigor

Una funcionaria de la corte le aseguró a este portal que todos los magistrados para los que trabajó Catalina Díaz se vieron obligados a prescindir de sus servicios profesionales, precisamente por su falta de rigor jurídico y los prejuicios enfermizos con los que emprendía los análisis que le eran asignados.

Cuota de Néstor Raúl Correa

A pesar de su lánguida estructura intelectual y profesional, la juez Catalina Díaz tiene un poderoso padrino que le ha ayudado a conseguir empleos en la rama judicial. Se trata del secretario general de la JEP, Néstor Raúl Correa, conocido de autos por su cercanía con el rector de la universidad Externado de Colombia y por sus añejos vínculos con el cartel de Cali.

El cargo que actualmente ocupa Catalina Díaz, como juez 16 administrativa, fue, precisamente, patinado por Correa quien, a pesar de estar en la JEP, continúa en sus labores de clientelismo judicial, consiguiendo cargos para sus amigas.

Una mujer llena de odios

A través de su cuenta en la red social Facebook, la señora Catalina Díaz era una furiosa defensora del proceso entre Santos y la banda terrorista de las Farc, a la vez que no ahorraba adjetivos para descalificar a la oposición democrática encarnada por el presidente Uribe.

Aquellas posiciones eran suficientes para que la juez Díaz se declarara impedida, cosa que evidentemente no hizo. Por lo que sí se preocupó fue por eliminar su cuenta en Facebook para efectos de que no quedara rastro de su odio visceral hacia el uribismo y su obsecuencia frente a los terroristas de las Farc.

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 15 de 2017