El gobierno, de forma atrabiliaria y tramposa, se apresta a permitir las inscripciones para las 16 curules de las Farc.

Consejo de Estado arrodillado

Nunca en la historia, el tribunal de lo contencioso administrativo se había arrodillado tanto como ahora con el gobierno del presidente Santos.

El consejo de Estado se convirtió en una organización dedicada a hacerle mandados a la Casa de Nariño.

La salida de Ordóñez, la primera tarea

Mientras ocupó la Procuraduría General de la Nación, Alejandro Ordóñez se constituyó en una verdadera talanquera frente a los abusos y desmanes del gobierno.

Era evidente que él resultaba incómodo, razón por la que se movió toda la maquinaria estatal para sacarlo del ministerio público.

El Consejo de Estado, adoptando una posición jurídica estrambótica, le hizo el favor al gobierno de Santos y anuló la reelección del procurador. Así, el régimen se quitó de encima a un funcionario que no se puso de rodillas ante los caprichos del presidente de la República.

Ahora, reviven las curules de las Farc

Cuando había quedado confirmado que efectivamente las 16 curules en la cámara de Representantes para las Farc no alcanzaron los votos suficientes en el Senado de la República, de manera expedita y sin que hubiera una revisión juiciosa ni detenida del acta de dicha sesión, la sala de consulta del Consejo de Estado, en evidente prevaricato, conceptuó que el proyecto en cuestión sí había alcanzado los votos requeridos.

Aquella decisión es un verdadero golpe a la democracia.

Desconocimiento de la decisión del Senado

Esta semana, luego de un análisis jurídico juicioso y detallado, el presidente del Senado, Efraín Cepeda, concluyó que esas curules no se habían aprobado. A pesar de las presiones y los chantajes del gobierno, el senador Cepeda hizo respetar la ley y confirmó la decisión previamente adoptada por la corporación de la que él es cabeza.

Resulta alarmante que un tribunal judicial se atraviese de una forma tan alevosa y vulgar ante una decisión democrática y legítima del Congreso de la República. Aquello solo sucede en los regímenes absolutistas, donde el legislador es un pelele susceptible de ser mangoneado por las otras ramas del poder público.

Santos ordena presentar una acción de cumplimiento

Más se demoró el Consejo de Estado en hacerle el mandado al presidente que éste en ordenarle a su ministro de Interior, el putumayense Guillermo Rivera que presentara toda suerte de acciones y recursos.

El gobierno, fiel a su talante atrabiliario, anunció que solicitará unas medidas cautelares para efectos de permitirle a la banda terrorista de las Farc la inscripción de los candidatos que ocuparán esas curules.

@IrreverentesCol

Publicado: diciembre 8 de 2017