Que dos pastores decidan cambiar de partido, no significa que los cristianos vayan a dejar de ser militantes de uribismo.

Pastora y política

No es fácil definir a la doctora Claudia Rodríguez de Castellanos, si como pastora de la Iglesia Carismática -que fundó con su esposo, César Castellanos- o como la dirigente política. Es ambas cosas a la vez, con énfasis en una o otra según las circunstancias.

Su recorrido político es largo y relativamente modesto. Fundó el Partido Nacional Cristiano en 1989 y en 1990 fue su candidata presidencial (33 mil votos). Accedió al senado en 1991 (27 mil votos), pero fue derrotada en 1994. En 2005 su partido perdió la personería y regresó al congreso en 2006 como candidata de Cambio Radical (57 mil votos). En 2014 logró hacer elegir al senado, en la lista cerrada del uribismo, a Orlando Castañeda.

Pidiendo cupos

El pasado viernes, la pastora solicitó cita con el presidente Uribe, quien la recibió en sus oficinas del Capitolio. Uribe pensó que la ex senadora quería tratar los temas de la agenda nacional, en particular la discusión sobre la JEP, que ha concentrado la atención del ex presidente y de su bancada durante el último mes. Pero, contra lo que se esperaba, la reunión duró escasos minutos. La pastora Rodríguez circunscribió sus inquietudes a la elección del próximo congreso. Le dijo al jefe del CD que debía incorporar en la lista de candidatos al senado, en posiciones privilegiadas y de elección fija, a dos miembros de la Iglesia Carismática.

El presidente Uribe ha sido explícito en que su tarea actual es la construcción de un verdadero partido político, gobernado por la doctrina, los estatutos y una dirección unificada a la que acaten todos sus miembros. La visión de la pastora es distinta: pretende mantener una ínsula propia dentro del CD, absolutamente independiente de la dirección nacional y del propio expresidente Uribe. Para ella debería haber una sub bancada de la Iglesia Carismática dentro del CD, compuesta por dos o tres senadores y sendos Representantes a la Cámara. Esas pretensiones, inaceptables para el fundador del CD, hicieron que la reunión terminara abruptamente.

La carta de despedida

Luego de la reunión, la pastora Rodríguez de Castellanos dirigió una carta a Uribe expresado que “daba un paso al costado”, es decir, que se retiraba del CD. La revista Semana, tituló: “Uribe se divorcia de los votos cristianos”. No hay tal. LOS IRREVERENTES propusieron un sondeo para conocer el ánimo de los miembros de iglesias cristianas. A la pregunta: “Si su iglesia se va del CD, ¿usted deja de ser uribista?, una mayoría aplastante, al cierre de edición, había respondido que no (el 87% con la participación de 2622 personas).

 

El simplismo de Semana

El titular de Semana fue simplista. Hasta 2015, según el Ministerio del Interior, había en Colombia 5.734 iglesias cristianas registradas y se calcula otra tantas sin registro. Los bautizados en iglesias cristianas en Colombia son unos 7 millones y muchos de ellos se proclaman uribistas. De manera que los que se divorcian de Uribe son la pastora y su esposo, no así los actuales congresistas y, menos, los fieles que asisten a su culto. Por eso el presidente Uribe se mostró tan tranquilo cuando supo la noticia. “Oigo argumentos, no acepto presiones”, se limitó a comentar.

Habrá cristianos en la lista

El presidente Uribe sabe de la trascendencia de tener en su lista al senado un representante de los pastores protestantes. Aunque ya  muchos le han hecho conocer su interés, el expresidente se tomará su tiempo, para hacer una escogencia acertada. Mientras tanto, la pastora Rodríguez de Castellanos ha comenzado a resentir la diferencia entre militar en el CD, un partido cuyo trabajo proselitista tiene muchas coincidencias con la tarea de predicar una doctrina y la azarosa y multimillonaria empresa de participar en la lista abierta de Cambio Radical, al lado de caciques políticos y magnates de la contratación, para quienes es completamente normal “invertir” $5 mil o más millones de pesos en una campaña al senado.

@IrreverentesCol

Publicado: noviembre 23 de 2017