El debate adelantado por Claudia Nayibe López puede tener efectos a la hora de votar la aprobación de la JEP.

Lo que puso en evidencia el debate

Luego del debate convocado por Claudia Nayibe López y Robledo, en el que la candidata tuvo oportunidad de hacer un despliegue absoluto de su gigantesca colección de vulgaridades, quedó en evidencia la bajeza con la que se adelantará, por parte de ella, la campaña presidencial que comienza.

Pero además, ese debate sirvió como abrebocas de lo que será la JEP, una vez ese tribunal empiece a funcionar.

Con base en señalamientos temerarios y aseveraciones falsas, personas inocentes serán llevadas al banquillo de los acusados.

No alcanza el espacio de esta sección para relacionar todas las mentiras y las incriminaciones hechas por la senadora quien cayó en el extremo inaudito de acusar al senador de Cambio Radical Germán Varón Cotrino de “contratar sicarios”, señalamiento que merece ser denunciado ante la justicia y sancionado por parte de la mesa directiva del Senado que, valga decirlo, fue cobardemente permisiva con esa legisladora a la que se le permitió escupir insultos e improperios durante 5 horas.

Buen campanazo

Aquella dramática sesión, es un campanazo para los senadores que aún no han definido cuál será su voto frente a la aprobación de la denominada jurisdicción especial de paz.

Una vez entre a operar ese tribunal, señalamientos improbados como los hechos por la señora Nayibe servirán como cabeza de proceso, lo que pone a Colombia ante un verdadero tribunal similar al de la inquisición.

Durante el debate, el senador uribista, José Obdulio Gaviria puso las cosas en orden, al rescatar una vieja publicación hecha por el hoy ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en la que él se refirió al bajo rigor académico de Claudia Nayibe López.

El plan B para derogar a la JEP

Como parece irreversible la aprobación de la JEP por parte de las mayorías gobiernistas, los promotores del referendo derogatorio de esa medida, los congresistas del uribismo, Paloma Valencia, Paola Holguín y Álvaro Hernán Parada, se apuntaron un triunfo luego de que la registraduría los autorizara a iniciar el proceso de recolección de firmas.

Prada celebró la decisión de la registraduría, al decir que “Santos y las Farc nos robaron el plebiscito, ahora los colombianos son los que tienen el poder de cambiar el acuerdo que le ordenaron y no cumplieron”. Por su parte, la senadora Holguín aseveró que “esta patria no le pertenece ni a Juan Manuel Santos ni a las Farc, esta patria es de cada uno de los colombianos, y ésta es una nueva oportunidad para luchar por ella”.

El panorama no es tan claro

Senadores que hasta ahora hacen parte de la coalición gobiernista le aseguraron a un periodista de LOS IRREVERENTES  que “más de uno está pensando su voto, después de haber oído a la senadora López ofreciendo cárcel a diestra y siniestra”.

El gobierno, que promovió el debate creyendo que el fuego de López sería única y exclusivamente contra el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, pudo haber cometido el peor error de su vida, pues los señalamientos temerarios fueron contra todos los que estaban en el recinto. Además de pensar en el país, los senadores tendrán que pensar en su propio pellejo. ¿Están dispuestos a terminar en la JEP respondiendo por acusaciones vacías pero efectistas como las que hizo la candidata Claudia Nayibe?

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 19 de 2017