Nadie sabe dónde se encuentra Besaile. Unos creen que está en las selvas del Urabá y otros en el Líbano.

La volada de Musa Besaile

Todo indica que el senador de la unidad nacional y principal elector de Juan Manuel Santos, Musa Besaile, se escapó del país. Desde la semana pasada, las autoridades lo andan buscando por todos los rincones de Colombia y no han podido dar con él.

La fuga de Besaile estaba cantada. Todo tuvo el tiempo para organizar su evasión de la justicia. A pesar de que existían suficientes evidencias sobre su participación en el soborno a los magistrados Bustos, Ricaurte y Malo, la corte suprema se tomó dos semanas para redactar la orden de captura en su contra.

¿Dónde está?

Se ha especulado mucho sobre el paradero de Musa. Existe la versión no confirmada de que viajó al Líbano, país de sus antepasados. Si aquella tesis resulta cierta, más vale que la justicia se vaya olvidando de tener algún día a Besaile sentado en el banquillo de los acusados, porque Líbano y Colombia no tienen tratado de extradición.

Otras versiones apuntan a que el senador santista estaría refugiado en las selvas del Urabá, protegido por organizaciones armadas al margen de la ley.

Circular azul de Interpol

En aras de ubicarlo, la fiscalía general de la nación le ha solicitado a Interpol que emita una circular azul en contra de Besaile.

Interpol tiene 8 tipos de circulares. La más famosa de todas es la roja, que se define como un mecanismo para ubicar y arrestar a una persona solicitada por autoridades judiciales.

La circular azul, tiene el propósito, de acuerdo con el reglamento de Interpol, “de localizar, identificar y obtener información de una persona que está envuelta en una investigación criminal”.

Las argucias de la defensa

Conocedores del caso contra Musa Besaile, le confirmaron a LOS IRREVERENTES que existe mucho malestar con el abogado del congresista, el exdirector del CTI y exmodelo de música popular, Danny Julián Quintana, quien mintió abierta y descaradamente sobre el paradero de su cliente, durante las horas posteriores a la emisión de la orden de captura.

En efecto, el cuestionado Quintana le aseguró a la corte suprema de justicia que la entrega de Besaile se llevaría a cabo sin dilación alguna y que la demora se debía a que el parlamentario estaba en su casa recuperándose de un impasse de salud.

El tiempo se ha encargado de demostrar que Quintana faltaba a la verdad y estaba prestándose para ganar tiempo, el cual fue necesario para que Besaile consumara su fuga.

No se descarta que Danny Julián Quintana termine siendo investigado por la sala disciplinaria de la judicatura.

@IrreverentesCol

Publicado: octubre 4 de 2017