El testigo Gabriel Dumar, confirma que Juan Manuel Santos financió su campaña de 2014 con el soborno pagado por Odebrecht.

Roberto Prieto, ¿el inmune?

Si hay alguien involucrado hasta el cuello en el escándalo de Odebrecht, es el amigo y gerente de las campañas de Juan Manuel Santos, el corrupto Roberto Prieto Uribe, sobre quien pesan muy fuertes y contundentes señalamientos.

Desde el primer momento, el nombre de Prieto ha estado en el medio del escándalo y a pesar de ello, continúa libre y contratando con el Estado a través de su compleja red de testaferros.

Conocedores de la letra menuda del caso Odebrecht aseguran que existen suficientes elementos para que a Prieto le imputen cargos y lo priven de la libertad. Sin embargo, su estrecha amistad con el presidente de la República se ha convertido en una suerte de inmunidad para ese sujeto, que en este gobierno se ha hecho fabulosamente rico.

Una gran fortuna

Personas que conocen a Prieto, aseguran que ha amasado una fortuna de varias decenas de millones de dólares, gracias a los contratos que ha recibido de distintas entidades y, por supuesto, de los millonarios sobornos que les ha cobrado a distintas empresas contratistas del Estado. Odebrecht, no es la única empresa a la que Roberto Prieto habría esquilmado.

La confesión de Gabriel Dumar

Gabriel Dumar, socio y testaferro del encarcelado senador santista, Bernardo Ñoño Elías declaró ante la corte suprema de justicia que Odebrecht pagó un soborno de $10 mil millones de pesos, luego de que le fuera asignada la construcción de la carretera entre Ocaña y Gamarra.

De ese dinero, asegura Dumar, $9 mil millones fueron destinados a la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.

Roberto Prieto recibió el dinero

Roberto Prieto es experto en manejar dinero ilícito. Desde su participación en la financiación de la campaña de Ernesto Samper con plata del cartel de Cali, él ha adquirido experiencia en cometer ese tipo de ilícitos.

De acuerdo con el testimonio de Dumar, que merece toda la credibilidad, Prieto fue la persona que recibió aquellos $9 mil millones de pesos en efectivo para inyectárselos a la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos.

Ese testimonio, se convierte en una prueba adicional contundente contra ese individuo.

Todo empieza a confirmarse

A comienzos de este año, LOS IRREVERENTES revelaron que Enrique Riveira, actual secretario privado de Santos, hizo una llamada al hoy exdirector de la agencia nacional de infraestructura, Luis Fernando Andrade en la que lo presionó para efectos de que hiciera la adición a favor de Odebrecht.

Aquella llamada, que ha sido reiteradamente desmentida por los participantes de la misma, sí se realizó y ahora toma más sentido que nunca.

Durante la campaña reeleccionista, Enrique Riveira era el segundo de Roberto Prieto. Santos necesitaba dinero desesperadamente para mantenerse en el poder y la forma de encontrarla fue regalándole $900 mil millones de pesos a Odebrecht, a cambio de una comisión del 1% para la financiación de su campaña presidencial.

Cecilia Álvarez no tiene coartada

La cuestionada exministra Cecilia Álvarez, quien fue la persona que tomó la decisión final respecto de esa adición a favor de Odebrecht, está cada vez más acorralada por la fuerza de las evidencias. Tarde o temprano tendrá que ponerle la cara a la justicia y responder por el ilícito que cometió.

El viceministro de Agricultura enredado

En la declaración de Gabriel Dumar, se confirma que el viceministro de Agricultura de Santos, Luis Miguel Pico, habría recibido una parte del soborno. En efecto, de acuerdo con el decir del testaferro del Ñoño Elías, a Pico, que es un hombre de confianza de Juan Manuel Santos, le fue entregado un paquete con $50 millones de pesos en efectivo.

Antonio Guerra, senador sucreño, habría recibido $200 millones de pesos.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 20