A diferencia de la anteriores visitas papales a Colombia, la de Francisco se desarrollará en medio de una profunda polarización.

Las visitas de los Papas a Colombia

A las 4.20 de la tarde aterrizó en Bogotá el avión de Alitalia en el que viajó Su Santidad, el Papa Francisco a Colombia, acompañado de una gran comitiva, para cumplir la tercera visita papal a nuestro país.

El primer Papa en visitar a Colombia, fue Pablo VI, quien estuvo en Bogotá entre el 22 y el 24 de agosto de 1968.

El de Pablo VI, fue el primer viaje a América Latina hecha por el Papa, luego de que hubiera culminado el Concilio Vaticano II, concilio ecuménico que empezó con Juan XXIII y que se constituyó en un cambio profundo en materia eclesiástica.

Al terminar su visita, Pablo VI, envió un conmovedor mensaje: “¡No te decimos adiós, Colombia, porque te llevamos más que nunca en el corazón!”.

En julio de 1986, cuando el país aún no terminaba de sobreponerse de las tragedias de Armero y de la toma terrorista del palacio de Justicia, Juan Pablo II vino a traer un mensaje de esperanza.

La del hoy san Juan Pablo II, fue una visita de 7 días en la que se incluyó una muy sentida oración por los difuntos,llevada a cabo en el desparecido municipio de Armero. “He hasta Lérida para recordar y meditar con vosotros, damnificados y familiares de los que perdieron la vida, sobre el sentido cristiano y salvífico del dolor, que acompaña siempre al hombre, como la cruz acompañó a Cristo y fue el fundamento de su glorificación”.

El Papa Francisco llega a una Colombia dividida

A diferencia de las anteriores visitas papales, cuando el país estaba unido para hacerle frente a las dificultades que agobiaban a la nación, la del Papa Francisco se desarrollará en medio de una irreconciliable división por cuenta del desprecio del actual gobierno por la voluntad popular.

La corrupción de Santos y sus adláteres, sumada a las arbitrariedades cometidas por cuenta de la rendición del Estado ante la banda terrorista de las Farc, han fragmentado irremediablemente a los colombianos.

Una visita politizada

El pueblo colombiano, mayoritariamente le dijo NO a los acuerdos celebrados con la banda terrorista de las Farc. Santos desconoció el plebiscito popular y ha querido convertir la visita del Papa Francisco en una suerte de plebiscito celestial, al dar a entender que la presencia en Colombia del Santo Padre es una bendición de su pacto con el capo del narcotráfico, alias Timochenko.

La prudencia uribista

El presidente Uribe ha tomado la acertada decisión de suspender todas las actividades proselitistas mientras el Papa Francisco esté en Colombia. Durante los 4 días de la visita papal, el Centro Democrático, por respeto hacia el máximo jerarca de la Iglesia Católica, se mantendrá al margen de cualquier controversia política.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 7 de 2017