La pupila de Claudia Nayibe y Roy Barreras, la congresista Ana Cristina Paz, es la “Heyne Mogollón” del presidente Santos.

La historia se repite

El dicho hegeliano de que la historia se repite, primero como tragedia y después como comedia, parecería aplicarse hoy a Colombia. El proceso 8000 (la financiación de la campaña presidencial de Samper, que los colombianos de la década del 90 vivimos como tragedia), está reviviendo en 2017 como comedia (por la forma como Juan Manuel Santos planeó la trama de la financiación de su campaña para la reelección). O al revés, porque no se sabe cuál episodio va a resultar más trágico: si una campaña financiada por la mafia de Cali u otra por los mafiosos del Departamento de Operaciones Estructurales de Odebrecht.

Ambos presidentes involucrados en una trama de financiación ilícita de sus campañas, Samper y Santos, lograron inicialmente congelar el tema en los medios y ganar tiempo para evitar un desenlace catastrófico, su destitución. Samper lo logró y no es descartable que Santos haga lo propio. Pero lo que ninguno pudo, fue evitar que su crimen saliera a la luz. En 1995, un informe de la revista Cambio 16, con apariencia de intrascendente, fue el pistoletazo de salida para la competencia de trabajos investigativos que fueron develando la trama criminal. Samper compró la impunidad pero no enterró la verdad.

La verdad sale a flote

Santos está intentando recorrer el mismo camino. La diferencia parecería estar en con quién o quiénes se tendrá que enfrentar. El asesinato de Álvaro Gómez dejó acéfala la fuerza política que enfrentaba a Samper. Uribe y Pastrana, las cabezas de la oposición a Santos, están más lúcidos que nunca. El pasado 16 de agosto, los ex presidentes enviaron una carga de profundidad que está haciendo estragos en la moral de los defensores de Santos. Sin acusar a nadie directamente, solicitaron a la Fiscalía y a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que indague sobre desembolsos de Odebrecht a la campaña de reelección de Santos por mas de $14 mil millones de pesos; $4 mil de ellos los habría recibido Santos siete días antes de la votación de la segunda vuelta.

Samper logró convertir al representante investigador de la Comisión de Acusación de la Cámara, Heyne Mogollón, en un defensor de oficio. En su momento se comprobó que el Ministerio de Hacienda había girado millonarios fondos para construir obras en Sucre que terminaron valorizando tierras del investigador o que fueron directamente en sus bolsillos. Santos, como su maestro Samper, cree poder utilizar a la Comisión de Acusaciones como una barrera de contención de las investigaciones.

La “Heyne Mogollón” de Santos

La “Heyne Mogollón” de Santos será la representante del Partido Verde, Ana Cristina Paz. Los verdes han resultado ser gente sin agüeros. Como primera medida, decidieron  relevar de la Comisión de Acusaciones a Angélica Lozano y la remplazaron con alguien más dócil, la representante Paz. Ella, según se supo, sigue las directrices estratégicas de la candidata del Partido Verde, la senadora Claudia Nayibe López, pero en los asuntos tácticos se deja asesorar por el senador Barreras, primer violín de la coalición santista.

Los verdes y la mayoría santista pretenden ahora congelar el expediente contra Santos en la Cámara. Por eso Ana Cristina Paz solicitó al Consejo Nacional Electoral que cese sus indagaciones sobre las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos en 2010 y 2014 y le envíe, en el término de la distancia, todo lo actuado.

La representante dijo: “Ellos (el CNE) no son competentes para conocer este
procedimiento. Nosotros como comisión tenemos, por Constitución, el conocimiento de estas indagaciones que contra el presidente Santos (…)  la solicitud es para que nos traspasen todo el expediente”.

Hacia la impunidad

Como se observa claramente, la pupila de la senadora Claudia Nayibe, tiene el mismo ímpetu del “investigador” de Samper y se anticipa que va a pelear con uñas y dientes la tenencia del expediente millonario:   “Como miembro de la única autoridad competente para adelantar cualquier tipo de investigación contra el aforado constitucional Juan Manuel Santos, y en virtud de la integralidad del fuero que ostenta el Presidente de la República, le solicito remitir a la Comisión, en el estado en que se encuentra, las investigaciones adelantadas contra el aforado Juan Manuel Santos”, escribió.

La maniobra de Santos en la Comisión de Acusaciones intenta neutralizar los efectos de la carta de los ex presidentes. El país está expectante sobre el próximo movimiento de cada uno de ellos.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 6 de 2017