Vienen decisiones contra antiguos funcionarios de la fiscalía que cometieron delitos y fueron nombrados en la oscura administración de Montealegre.

Purga en la fiscalía

Como informaron hace unas semanas LOS IRREVERENTES, en la administración de Néstor Humberto Martínez se descubrió que entre Eduardo Montealegre y Jorge Fernando Perdomo convirtieron a la justicia colombiana en una cueva de Rolando, en la que los cargos más importantes del órgano de investigación, fueron asignados a personas de muy dudosa reputación.

Aquellos sujetos, decidieron nombrar a personas como Rodrigo Aldana, Luis Raúl Acero, Iban Mejía Abello, Juan Vicente Valbuena y el actor de videos de música popular, Danny Julián Quintana, este último como director del CTI.

Fiscales totalmente corruptos

El tiempo se ha encargado de demostrar que aquellos funcionarios eran individuos totalmente corruptos, miembros de una bandola que literalmente hacía mandados y perseguía a quienes sus patrones –Montealegre y Perdomo- les ordenaran.

En su gesta por depurar a la justicia, Néstor Humberto Martínez ha ido sacando a esas rémoras que hicieron de la fiscalía un vehículo para amasar importantes fortunas y acabar con la vida de muchas personas que fueron perseguidas injustamente con el código penal y con testigos falsos.

El poder de Acero

Luis Raúl Acero, un protegido de Leonidas Bustos y de Eduardo Montealegre era, sin duda, uno de los fiscales más poderosos de Colombia y, como es de suponer, más involucrados en la red de corrupción de Gustavo Moreno, Leonidas Bustos y demás sujetos cuyos nombres se han ido revelando.

Montealegre y Perdomo tenían a dos fiscales delegados ante la corte para que les hicieran todos los mandados. Ellos eran Acero y Juan Vicente Valbuena.

Valbuena en la lupa

A comienzos de año, Valbuena salió de la fiscalía. Desde entonces poco o nada se ha vuelto a saber de ese perseguidor que, por instrucciones de Montealegre y Perdomo, montó procesos penales con fines puramente políticos.

Como fiscal del caso del carrusel de la contratación, tomó decisiones exóticas por las que deberá responder judicialmente.

Una fuente de la fiscalía, le confirmó a este portal que en el ente investigador reposa mucha información que apunta a que Valbuena habría incrementado exageradamente su patrimonio durante el tiempo en que fungió como fiscal delegado ante la corte.

Acero trasladado

Luego de que se conociera que en la grabaciones que la DEA le entregó a la fiscalía sobre el tinglado de corrupción erigido por Gustavo Moreno y Leonidas Bustos, se menciona el nombre de Acero, el fiscal Néstor Humberto Martínez tomó la decisión de quitarlo del cargo que venía desempeñando, para pasarlo a uno sin mayor responsabilidad. LOS IRREVERENTES establecieron que Acero, que ha logrado mantenerse en la fiscalía a punta de tutelas, está “blindado” y por ese motivo no ha podido ser declarado insubsistente.

Vienen decisiones

Esta semana será clave para el país. Además de la visita de su Santidad el Papa, se conocerán muchos detalles de la red de corrupción en la justicia. El prófugo exgobernador Alejandro Lyons, desde el consulado de Colombia en la ciudad de Miami, revelará nuevos detalles y nombres de personas involucradas con él en el saqueo a su departamento. También contará detalles desconocidos del papel de Gustavo Moreno y Leonidas Bustos en la red de sobornos que se tramitaban en la corte suprema de justicia.

Adicionalmente, no se descarta que la fiscalía haga anuncios respecto de la suerte de antiguos fiscales que hasta hace poco se pavoneaban fingiendo ser hombres implacables de la administración de justicia, cuando en realidad eran unos vulgares delincuentes nombrados por Montealegre y Perdomo para hacer toda suerte de triquiñuelas.

@IrreverentesCol

Publicado: septiembre 4 de 2017