El malestar que hay en el búnker de la fiscalía por los incumplimientos desafiantes de las exministras Álvarez y Parody.

Se burlan de la fiscalía

Cero y van dos. Esta semana, las cuestionadas exministras estrella de este gobierno, Cecilia Álvarez y Gina Parody, consideradas por Santos como unas “impolutas”, incumplieron nuevamente la citación que tenían en la fiscalía general de la nación, para efectos de que rindieran interrogatorio por el caso de Odebrecht.

Al parecer, las flamantes exministras no tienen la más mínima intención de acatar el llamado de la justicia colombiana, pues prefieren continuar tan campantes con su cómoda vida en la ciudad de Nueva York, lugar al que movieron su domicilio a comienzos de este año, apenas estalló el escándalo de la carretera entre Ocaña y Gamarra, obra que beneficia los intereses económicos de la familia Parody, propietaria de un puerto fluvial en el municipio de Gamarra.

Su odio por Néstor Humberto Martínez

La actitud desafiante y retadora de las exministras tiene una explicación: el odio que ellas profesan por el fiscal general de la nación, el doctor Néstor Humberto Martínez.

Cuando aún hacían parte del gabinete de Juan Manuel Santos, apoyadas por la cuestionada María Lorena Gutiérrez –conocida como “la mujer de las almendras”-, se opusieron vehementemente a que Santos incluyera el nombre de Néstor Humberto Martínez en la terna para la fiscalía.

El candidato de ellas era el exministro de Justicia, Yesid Reyes y estaban empleadas a fondo para lograr su elección en la corte suprema de justicia.

Viendo un chispero

Cuando Santos decidió ternar a Néstor Humberto Martínez, María Lorena Gutiérrez reaccionó violentamente renunciando al cargo que ocupaba en la Casa de Nariño.

La corte eligió a Martínez Neira y, al decir popular, Parody, Álvarez y Gutiérrez, se quedaron viendo un chispero.

Desde el asfalto, las 3 no han ahorrado esfuerzos para desprestigiar al fiscal general de la nación.

El desarrollo de los acontecimientos se ha encargado de explicar el motivo de su animadversión hacia Néstor Humberto Martínez: el temor que tenían por la verticalidad que le iba a imprimir a la investigación por el caso de corrupción de Odebrecht.

Molestia en la fiscalía

Pero el hecho concreto, que se circunscribe a los incumplimientos de las doctoras Parody y Álvarez, ha generado mucho malestar en la fiscalía general de la nación, ente que está decidido a llegar al fondo en el caso Odebrecht, llevando ante los jueces de la República a todos aquellos que hayan violado la ley.

Este portal ha podido establecer que, dada la reticencia de las cuestionadas exministras para atender las citaciones, la fiscalía está valorando la posibilidad de hacer, por lo menos en el caso de Cecilia Álvarez, un nuevo llamado, pero esta vez para una imputación de cargos que vendría acompañada por una orden de captura.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 30 de 2017