Senador José Obdulio Gaviria, propone un cónclave como fórmula expedita y legítima  para elegir al candidato presidencial del Centro Democrático.

El cónclave que propone José Obdulio

En su sección “Yo, José Obdulio” publicada en LOS IRREVERENTES, el senador uribista, José Obdulio Gaviria propuso una suerte de cónclave para elegir al candidato presidencial del Centro Democrático.

En palabras del congresista, “he estado pensando que una figura de la Iglesia Católica para la selección papal, podría ser considerada por el Centro Democrático como su mecanismo para la nominación del candidato presidencial; me refiero específicamente a los cónclaves”.

¿Quiénes participarían?

La propuesta del senador Gaviria apunta a que en el “cónclave” participen los 5 precandidatos (Iván Duque, María del Rosario Guerra, Rafael Nieto, Carlos Holmes Trujillo y Paloma Valencia), los directores honorarios del CD: Jaime Jaramillo Panesso, Alberto Araujo, Londoño y el industrial y dirigente gremial, doctor Fabio Echeverry Correa, todos ellos liderados por el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

El nudo gordiano

El mecanismo para la designación del candidato uribista se está convirtiendo en un nudo gordiano imposible de desatar. El presidente Uribe y la última convención del Centro Democrático decidieron que las reglas de elección debían ser acordadas por los propios precandidatos.

El problema es que entre ellos hay posiciones irreconciliables. Unos se la juegan porque el procedimiento sea interno y que no haya posibilidades de que manos externas al uribismo se inmiscuyan en la decisión, mientras que otros el apuestan el todo por el todo a una consulta popular abierta.

“El que ponga Uribe”

No son pocas las encuestas de opinión que indican que la mayoría ciudadana manifiesta querer votar “por el que ponga Uribe”. Aquello asigna una responsabilidad que no es menor. Por un lado, es un claro voto de confianza de la ciudadanía al candidato del uribismo, pero también está enviando un mensaje directo: es el candidato que “diga Uribe”, no el que digan otras personas. Eso obliga a que en el proceso de selección esté íntimamente involucrado el presidente, pues cuando emane el nombre del escogido, éste debe tener el voto del confianza de Uribe.

Los 5 son buenos candidatos

Es cierto que los actuales 5 precandidatos son buenos aspirantes, con cualidades y calidades políticas, pero no podemos llamarnos a engaños: no todos tienen suficientes credenciales para gobernar a Colombia. En eso no puede haber ilusiones ni fantasías.

Además de preparación académica y experiencia, para gobernar se requieren unas características de liderazgo específicas que tienen muy pocas personas.

El ejercicio de la política es complejo y requiere, además, de muchísima experiencia. Colombia, en este momento paga las consecuencias de un presidente que, a pesar de haber sido 3 veces ministro, no tenía mayor capacidad. Es un traidor disfrazado de estadista. Y es el país el que tiene que padecer los nefandos resultados de ese experimento político que se llama Juan Manuel Santos.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 22 de 2017