A pesar de estar colaborando con la justicia, no puede olvidarse que el exgobernador Alejandro Lyons es un peligroso delincuente.

Lyons, un hampón

Es cierto que gracias a la colaboración del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, el país ha podido conocer el escandaloso nivel de corrupción de la rama jurisdiccional, que involucra, hasta ahora, a 3 expresidentes de la corte suprema de justicia, pero que apunta a muchos más nombres.

Pero aquello no puede hacer que el país olvide que Lyons es un delincuente peligroso con cuentas pendientes con la justicia por haber cometido, por lo menos, 20 delitos y es señalado de haber liderado la malversación de cerca de $1 billón de pesos mientras fue gobernador de su departamento.

Su nivel de criminalidad es tan elevado que uno de los más serios testigos en su contra, el exdirector de regalías Jairo Zapa, fue brutalmente asesinado y enterrado en una fosa cavada en una finca del padre de Lyons (Sobre el homicidio de Jairo Zapa, lo invitamos a leer “El asesinato de un testigo contra Lyons”).

Principio de oportunidad, pero no impunidad

Está bien que por su colaboración con la justicia y por delatar a sus cómplices de fechorías, Lyons reciba algún tipo de beneficio, pero aquello no lo puede eximir de devolver la totalidad del dinero que él, como un vulgar cuatrero, se robó.

Igualmente, el país no entendería que el delincuente Lyons se salve de pasar una temporada tras las rejas.

Valga insistir en que Lyons no está confesando ni colaborando con la justicia como consecuencia de un sincero arrepentimiento; lo está haciendo porque fue descubierto por la fiscalía y, por físico miedo, decidió abrir la caja de Pandora.

De amigo a delator de alias porcino

Leonardo Pinilla, un criminal que opera con el alias de Porcino, fungía como abogado y asesor jurídico, pero en efecto era un sucio tramitador y cobrador de sobornos. Amigo íntimo de Lyons y subalterno del extraditable Gustavo Moreno, se ha dedicado a negar la veracidad de la información que ha proveído la justicia estadounidense, estrategia poco inteligente porque las evidencias son contundentes e incuestionables.

Lyons, en sus versiones, ha entregado la cabeza de alias porcino, razón por la que no se descarta que en retaliación, porcino también resuelva contar nuevos detalles sobre el exgobernador de Córdoba.

La sombra de la extradición

Sobre los vinculados a este entramado de corrupción, continúa el riesgo de que en algún momento la justicia estadounidense resuelva pedirlos en extradición, toda vez que existe la posibilidad de que el dinero de sus actividades ilícitas haya sido movido por el sistema financiero norteamericano.

Igualmente, se investiga si los involucrados adquirieron bienes inmuebles en los Estados Unidos, como mecanismo para lavar su dinero. Si aquello ocurrió, su situación estaría aún más complicada.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 18 de 2017