Los 9 magistrados del consejo nacional electoral de Colombia, son la versión criolla de la chavista corrupta, Tibisay Lucena.

Los “Tibisay Lucena” criollos

Los demócratas de aquellos países que han seguido de cerca la tragedia que padece el pueblo venezolano, coinciden al indicar que la arquitecta de las arbitrariedades que se han cometido en ese país, es la cuestionada presidenta del consejo electoral, la ultrachavista Tibisay Lucena.

Ella ha sido la articuladora de los fraudes con los que primero Chávez y ahora Maduro se han atornillado al poder.

Aunque ahora se hable mucho del evidente fraude en la constituyente de la semana pasada, éste no es ni el primero ni el último. Al amparo de Tibisay Lucena y demás rectores del consejo electoral venezolano, se ha enervado un régimen dictatorial que amenaza con alterar la estabilidad en toda la región.

El consejo electoral colombiano

En Colombia, el máximo órgano rector de las elecciones es un verdadero engendro inoperante, burocratizado e integrado por abogados de bajo perfil que saben más de política menudeada que de derecho.

Mientras el país demanda resultados del caso Odebrecht y el fiscal general avanza en las investigaciones, los integrantes del consejo nacional electoral se han empelado a fondo para lograr que las investigaciones por financiación ilícita de las campañas de Juan Manuel Santos -2010 y 2014- y Óscar Iván Zuluaga -2014- duerman en sueño de los justos.

Haciéndole el mandado a Santos

Es evidente que los sujetos del consejo electoral le están haciendo un mandado al presidente Juan Manuel Santos. A pesar de que está probado y confesado que la campaña de 2010 recibió por lo menos $400 mil dólares de Odebrecht, en una decisión prevaricadora y cargada de cinismo, el CNE ha resuelto que aquella acción ya caducó, razón por la que decretarán el archivo de la investigación, dejando a Santos y a sus cómplices, como Roberto Prieto y el director de la Dian, Santiago Rojas, en la más absoluta impunidad.

A los “Tibisay Lucena” criollos los tiene sin cuidado la indignación que en la opinión pública producen sus decisiones. Seguramente, como en Venezuela, el régimen los atiende como corresponde. Allá, son agasajados con petrodólares y acá, con mermelada.

Desconfianza frente a las elecciones

La oposición no tiene garantías de transparencia de cara a las próximas elecciones. Los 9 magistrados del consejo electoral son politiqueros entregados a la voluntad del gobierno y de la banda terrorista de las Farc. No habrá condiciones para hacer una campaña equilibrada y desde ya sabemos que no harán nada para impedir y mucho menos para investigar o castigar los ríos de dinero del narcotráfico que las Farc desde ya le están inyectando a la campaña.

@IrreverentesCol

Publicado: agosto 4 de 2017