Muchos se preguntan cómo un hombre de limitada capacidad intelectual como Mauricio Lizcano ha podido llegar lejos en la política.

Juicio express

Ayer en el Senado de la República se celebró el juicio contra el magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Ignacio Pretelt Chaljub quien estaba condenado desde el momento en que empezó el proceso.

Lo curioso es que los senadores que aprobaron la proposición que permitió oír al magistrado en la plenaria, cuando él compareció no solo no quisieron oírlo sino que muchos de ellos se retiraron del salón.

Eso es como si un colombiano cualquiera es llevado a un juicio y cuando le corresponde subir al estrado para declarar, el juez se retira del tribunal para irse a tomar tinto mientras el imputado brinda su versión de los hechos.

Cuadrando la estrategia

Uno de los hechos que más llamó la atención de los asistentes a la sesión en la que el magistrado fue defenestrado de su cargo, fue la cantidad de reuniones privadas que a lo largo de la misma sostuvieron los senadores instructores Roosevelt Rodríguez, Juan Manuel Corzo y el representante investigador, el cuestionado parlamentario –célebre por haber estado involucrado en un episodio de robo de armas de fuego- Julián Bedoya Pulgarín.

Que hable alias “Patemuro”

Muchos ciudadanos honorables del departamento de Caldas que se han comunicado con LOS IRREVERENTES han dicho que esperan, por el bien de la verdad, que el capo del narcotráfico Carlos Arturo Patiño Restrepo, alias “Patemuro”, oriundo de Viterbo, Caldas y quien tiene muchas historias en su mochila, rompa su silencio y cuente todo lo que sabe.

“Patemuro” fue extraditado a los Estados Unidos, país en el que cumple una larga sentencia de 40 años de prisión, razón por la que personas cercanas a él le han pedido que hable de sus relaciones con dirigentes que hoy ocupan cargos de gran importancia.

Por supuesto, poderosos políticos han movido cielo y tierra para evitar que el narco abra la boca y revele detalles que podrían poner en entredicho sus carreras.

Lo cierto es que muy pronto habrá noticias de Patiño Restrepo.

Subió como palma…

Para muchos, Mauricio Lizcano era un perfecto desconocido antes de que sumiera la presidencia del Senado de la República. Se trata de un jovencito sin mayor preparación académica, hecho que se hace ostensible cuando lee en voz alta poniendo de manifiesto su imposibilidad de hacerlo de corrido.

Pero su incultura es directamente proporcional al crecimiento meteórico de su carrera política. Empezó como Representante a la Cámara por el departamento de Caldas y ahora ocupa una curul en el Senado. Pero no se trata de un “niño genio” de la política sino de un hábil politiquero que ha construido una importante red clientelista de apoyo.

La carrera política de Lizcano, hay que decirlo, ha subido como una palma. ¿Caerá como un coco?

El crimen de las Farc

 

Crimen hoy

@IrreverentesCol