Mientras el CNE avanzó rápidamente en la investigación contra Óscar Iván  Zuluaga, tiene engavetado el proceso contra Juan Manuel Santos.

Las dos velocidades

Luego de la apertura de investigación formal contra la campaña de Óscar Iván Zuluaga, por cuenta de la financiación ilícita por parte de Odebrecht, quedó en absoluta evidencia el sesgo del cuestionado consejo nacional electoral que tomó decisiones de fondo contra el excandidato uribista, pero se abstuvo de hacerlo, por ahora, en contra de la de Juan Manuel Santos.

Los hechos

Desde febrero de este año, la fiscalía general de la nación le entregó al CNE las pruebas contra las campañas de Zuluaga y Santos. El tribunal electoral delegó las investigaciones en los consejeros Carlos Camargo y Ángela Hernández. Al primero le correspondió el expediente contra Zuluaga y a la segunda el de Santos.

Avances en la investigación contra Zuluaga

El magistrado Camargo, avanzó con celeridad en la investigación contra Óscar Iván Zuluaga. Desde el momento que empezó su labor, adelantó más de 100 actuaciones administrativas y desde el 10 de mayo de este año radicó ante la sala plena del CNE su proyecto de apertura de investigación.

En cambio, la magistrada Ángela Hernández, postulada por el partido conservador, se dedicó a ganar tiempo y no avanzó mayor cosa en el expediente de Santos, donde abundan las pruebas, como en su momento revelaron LOS IRREVERENTES. (Lo invitamos a leer “Odebrecht compró las elecciones de 2014”).

El tiempo se agota

Es la hora en la que la magistrada Hernández ni siquiera ha presentado un primer proyecto en relación con su investigación y todo indica que cuando lo haga, éste será buscando el archivo de la misma.

Con ocasión de la votación de la apertura de la investigación contra Zuluaga, Ángela Hernández fue la única magistrada del CNE que votó en contra, pidiendo que se archivara el proceso.

Prevaricato evidente

Fue gracias a la presión ciudadana y a los medios de comunicación que el consejo nacional electoral decidió avanzar en las investigaciones contra las campañas de 2014. Gracias a ello, se impidió que los magistrados de ese tribunal decretaran la caducidad de dichos procesos.

Lo que no se puede entender es la celeridad con la que avanzaron en el caso de Zuluaga y la lentitud con la que están trabajando la investigación contra Santos. Por más que quieran enmendar el daño, los magistrados del CNE evidentemente incurrieron en prevaricato y por tal razón deben ser investigados por la fiscalía general de la nación, particularmente la magistrada Hernández quien literalmente tiene engavetado el expediente contra el presidente de la República.

@IrreverentesCol

Publicado: julio 19 de 2017