El corrupto hombre de confianza del director de la ANI, Juan Sebastián Correa, delatará a los senadores beneficiados por Odebrecht.

Se desploma la estantería

Como lo advirtieron LOS IRREVERENTES cuando revelaron el entramado de corrupción que había detrás de la cuestionada y corrupta adición de $900 mil millones de pesos para la construcción de la carretera entre Ocaña y Gamarra, un grupo de congresistas, integrantes de las comisiones económicas del Senado, habrían recibido millonarios sobornos por parte de Odebrecht, a cambio de que estos ejercieran presión ante el gobierno para efectos de que se autorizara el presupuesto para que la agencia nacional de infraestructura pudiera adjudicar a dedo, sin mayor rigor, la obra que hoy tiene conmocionada a Colombia.

Entre los congresistas que recibieron esos sobornos está Bernardo Ñoño Elías. Pero no es el único miembro de la coalición santista que habría beneficiado con ese botín.

El ventilador del asesor de la ANI

Ha trascendido que el capturado Juan Sebastián Correa, asesor y hombre de confianza del cuestionado Luis Fernando Andrade, director de la ANI, le ha planteado a la fiscalía general de la nación un acuerdo en virtud del cual él recibiría beneficios jurídicos a cambio de delatar a sus cómplices en el entramado criminal.

El corrupto Correa ha ofrecido información que afectaría a por lo menos 8 senadores santistas, todos ellos receptores de la plata de Odebrecht. ¿Además del Ñoño, quienes más disfrutaron de ese pastel?

Malestar en el CNE

Algunos integrantes del consejo nacional electoral han manifestado su incomodidad por las frecuentes visitas y gestiones que andan haciendo aliados políticos de uno de los investigados por cuenta de la financiación ilícita de Odebrecht a la campaña presidencial de 2014.

En concreto, se refieren a un exembajador a quien señalan de haber sostenido reuniones con los consejeros Héctor Helí Rojas, Bernardo Franco y el presidente de esa cuestionada entidad, Alex Vega, conocido con el alias de El patrón (Sobre la corrupción permanente en ese tribunal electoral, lo invitamos a leer “Urge eliminar al consejo electoral”).

Ha trascendido que un consejero del CNE evalúa hacer públicas esas presiones indebidas cuyo propósito es el de lograr que las investigaciones por el caso Odebrecht no avancen, para efectos de ganar tiempo y permitir así que se decrete la caducidad de las mismas el próximo mes de agosto.

Están prevaricando

Es evidente que los 9 integrantes del consejo electoral están prevaricando. Dedicados a atender certámenes electorales y consultas populares en municipios alejados, han permitido que la delicada investigación de Odebrecht pase a un segundo plano.

A punta de leguleyadas y argumentos enrevesados, los 9 integrantes de ese cuerpo colegiado –reconocidos por su politiquería y sus mañas- sellaron un pacto criminal para dejar morir las investigaciones contra las campañas de Santos y de Zuluaga.

Lo cierto es que esa maniobra delictiva, tendrá consecuencias disciplinarias y penales.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 9 de 2017