A través de un movimiento ciudadano, arranca la campaña presidencial de Alejandro Ordóñez. Su principal activo, son las bases conservadoras.

Ordóñez al ruedo

Tal y como se venía anticipando, el exprocurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez oficializó su aspiración presidencial y presentó, en un muy concurrido acto que tuvo lugar en el hotel Tequendama, el grupo de ciudadanos que, con el slogan “Por mi familia #FirmoPorOrdóñez”, se desplazará por todo el país recogiendo firmas que respalden su inscripción como candidato a la presidencia de la República en las elecciones de 2018.

Un buen arranque

Desde que se vio obligado a salir de la procuraduría como consecuencia de la evidente presión que sobre el consejo de Estado ejerció la Casa de Nariño, Ordóñez se ha consolidado como el vocero natural de un grupo muy importante de colombianos que rechaza el rumbo que ha tomado el país durante los casi 7 años del gobierno de Santos.

Líder del NO

Su salida del ministerio Público coincidió con la recta final de la campaña del plebiscito. Ordóñez no dudó un segundo en sumarse al grupo político que defendía el NO. En algunas ocasiones junto al presidente Uribe y otras por cuenta propia, el exprocurador se batió en la plaza pública explicando en detalle porqué los acuerdos entre Santos y las Farc resultaban nocivos para el país.

Confirmada la victoria del NO en las urnas, Ordóñez hizo parte del grupo de dirigentes que exigieron cambios sustantivos al acuerdo.

Acuerdo “Revlon”

Viendo que el gobierno no tenía la menor intención de aceptar el veredicto popular expresado en las urnas, Ordóñez fue de los primeros en advertir que Santos, escudado tras su Nobel de Paz, le haría conejo a la democracia, presentando, lo que el propio exprocurador y hoy candidato presidencial llamó “un acuerdo maquillado, uno al que yo llamaría ‘acuerdo Revlon’”.

Por las bases conservadoras

Como candidato, Ordóñez se ha trazado el objetivo de conquistar a las bases conservadoras que no se sienten representadas por los parlamentarios que vilmente se entregaron a un gobierno que ha pisoteado los principios de la colectividad fundada por José Eusebio Caro y Mariano Ospina Rodríguez en 1849.

Si algo ha hecho Santos es, precisamente, gobernar a espaldas de las ideas conservadoras. Y los congresistas del partido azul, deslumbrados por la mermelada, se concentraron en ampliar sus feudos políticos, abandonando a la gran masa ciudadana que cree y se identifica con los principios filosóficos del conservatismo.

Las bases se constituyen en el principal nicho político de Ordóñez, un hombre de convicciones firmes.

 

La coalición del NO

Con los votos conservadores no es posible ganar las elecciones, pero sin aquellos, tampoco es viable la victoria. Así que quien quiera ganar la presidencia en 2018, indefectiblemente deberá conquistar a esos 2 millones de ciudadanos que se definen a si mismos como conservadores y que en 2014 acompañaron la candidatura de Marta Lucía Ramírez.

Si Alejandro Ordóñez logra liderar a aquellas personas, sin duda alguna se convertirá en un fuerte jugador a la hora de definir el candidato único de la coalición que el año pasado obtuvo la victoria en el plebiscito.

El problema que subyace es el de la definición del mecanismo para designar a aquel candidato, pues habrá que poner de acuerdo a Ordóñez, a quien resulte en el Centro Democrático y a Martha Lucía Ramírez.

Carrera contra el tiempo

Aunque muchos ven a las elecciones presidenciales aún muy lejos, la verdad es que el tiempo es muy justo. La tarea de recolección de firmas que emprenderá Ordóñez es dispendiosa y obliga a que ésta se adelante en las distintas regiones del país. No será tarea fácil.

Por los lados del uribismo, los precandidatos todavía no se ponen de acuerdo sobre el proceso que van a emplear para definir quién de ellos será el que correrá por la presidencia.

Lo cierto es que con la llegada formal de Alejandro Ordóñez a la campaña, ésta sube de nivel, pues al margen de los afectos y desafectos, nadie puede desconocer que este nuevo candidato es un hombre que le meterá una buena inyección de ideas y propuestas a la pugna por la presidencia de la República.

 

@IrreverentesCol

Publicado: junio 6 de 2017