Para el presidente Juan Manuel Santos, la extradición de Andrés Felipe Arias, antes del plebiscito, se ha convertido en un punto de honor.

A por Arias

En 2014, el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 18 años y 8 meses de prisión, luego de que fuera hallado culpable de los delitos de celebración indebida de contratos y peculado por apropiación a favor de terceros.

Una vez el condenado exfuncionario conoció la sentencia, salió de Colombia con el fin de buscar asilo político en los Estados Unidos, país en el que se encuentra desde esa época.

Los movimientos del gobierno

Aunque Arias aún no tiene asilo, pues ese es un trámite que puede durar muchos años, el proceso está en marcha y al final del día, será un juez de migración el que decida si él es o no es un perseguido por el Estado colombiano. Lo cierto, tal y como han podido confirmar LOS IRREVERENTES es que para el gobierno de Santos se ha convertido en un punto de honor lograr, antes de que tenga lugar la votación del plebiscito, la extradición del exministro para que cumpla en Colombia la sentencia que le fue impuesta por la justicia de nuestro país.

Gestiones ante Interpol

Por ahora, Interpol no ha emitido la correspondiente “Circular Roja” contra el exministro de agricultura, pero la apuesta del gobierno es lograr que se repita lo mismo que sucedió con María del Pilar Hurtado a quien esa entidad le puso “Circular Roja” y en menos de 24 horas fue entregada por el gobierno panameño a las autoridades colombianas.

Perdomo también ejerció presión

Una de las últimas gestiones que hizo el exvicefiscal Jorge Fernando Perdomo antes de salir de su cargo fue, precisamente, ante las autoridades judiciales de los Estados Unidos con ocasión de un viaje que realizó a la ciudad de Washington. Uno de los temas de su agenda era el de insistir en que Arias no es un perseguido político, razón por la que debía ser extraditado o deportado de los Estados Unidos.

La cubanización de Colombia

El exoficial de los servicios de inteligencia de Cuba, Enrique García, quien actualmente vive en los Estados Unidos acaba de publicar el libro “Servicios de inteligencia cubanos. Testimonio inédito”, en el que hace una gravísima denuncia en el sentido de que la inteligencia de la dictadura castrista mantiene un monitoreo permanente contra todos los miembros del equipo negociador colombiano en La Habana para hacerles perfiles psicológicos.

Según García, el objetivo del gobierno cubano es el de lograr que las Farc se queden con el poder político de Colombia.

La embajada de Cuba en Bogotá

Otra de las denuncias del exoficial de inteligencia se refiere al tamaño e importancia de los agentes de inteligencia que hay en la embajada de Cuba en Colombia en cabeza del coronel Juan Roberto Loforte, quien se presenta como consejero de prensa de la delegación diplomática en Bogotá.

Según García, en los últimos años, la embajada de Cuba en Colombia ha crecido de manera desproporcionada. En palabras suyas, “Colombia es el próximo blanco de Cuba en la región”.

El crimen de las Farc: 

Crimen farc

@IrreverentesCol