El nuevo ministro del Interior alega que el desprestigio del gobierno de Santos se debe a las mentiras del uribismo.

Una desafortunada inauguración

Desafortunada y salida de tono resultó la inauguración del nuevo ministro del Interior, el putumayense Guillermo Rivera, quien fuera famoso por barrer en las elecciones en su departamento mientras la lavandería de dólares denominada DMG campeaba por aquella región con total impunidad. Una coincidencia fatal que ha acompañado la carrera política de Rivera.

No habían pasado 48 horas de su designación como reemplazo de Juan Fernando Cristo, cuando apareció una encuesta de opinión que resulta letal para el gobierno.

En efecto, de acuerdo con el denominado pulso país que realiza la emisora W Radio, Santos llegó a una cifra histórica al lograr que el 76% de los colombianos desaprueben la forma como está ejerciendo el cargo de presidente de la República

Mentiras de la oposición

En esa misma encuesta, todos, absolutamente todos los ministros resultan rajados. No hay un solo integrante del gabinete que obtenga calificación de 3.0. Al que menos mal le fue es a David Luna, jefe de la cartera de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, quien obtuvo un 2.86 sobre 5.0.

Rivera, en medio del desespero que le produjo al gobierno esa encuesta, atinó a decir que a Santos y a su gente les estaba yendo mal por cuenta de “las mentiras de la oposición”.

Según el entrante ministro del Interior, el repudio que despiertan Santos y todos aquellos que tengan algo que ver con su gobierno  es consecuencia de unas supuestas desinformaciones que “eficazmente” difunde el uribismo.

¿Cuáles mentiras?

Valdría la pena hacer el ejercicio de identificación de las mentiras que el obsecuente ministro está invocando. ¿Será falso que la economía colombiana esté a punto de colapsar y que nuestro país esté padeciendo una muy peligrosa desaceleración? ¿Acaso el uribismo se metió a los computadores del Dane para inventarse que en el primer trimestre del año la economía sólo creció un 1.1%, cifra preocupante que manda al demonio la previsión de que en 2017 la economía crecería por encima del 2.5%? Como están las cosas, este año, los colombianos veremos un crecimiento de nuestro PIB de máximo 1.5%. Y esa tragedia se debe a la irresponsabilidad de este gobierno que gastó a manos llenas, dilapidando el maravilloso capital que heredó en 2010 de la administración de Álvaro Uribe Vélez.

País deprimido

Colombia es un país perfectamente deprimido y aquello no es una mentira de la oposición. El país está desanimado por el desgobierno que nos ha llevado por un rumbo desconocido. El robo del plebiscito de 2016, sumado a la entrega de la democracia a la banda terrorista de las Farc y la eliminación de la rama judicial por cuenta del establecimiento de la denominada jurisdicción especial de paz, son elementos objetivos que hacen que los ciudadanos pierdan la fe y la esperanza en el futuro de la patria.

Buscar el ahogado río arriba

Lo que hace el ministro Guillermo Rivera al adjudicarle la responsabilidad de la tragedia del gobierno a unas supuestas mentiras de la oposición es perfectamente impolítico y es reflejo preciso de la improvisación y falta de agenda del gobierno Santos.

Desde que asumió el poder en 2010, la popularidad de Santos ha ido en caída libre gracias a que resultó ser un inepto en el manejo del Estado.

Rodeado por una cuadrilla de profesionales del saqueo, Santos puso en marcha una monumental operación de corrupción. El mejor amigo, compinche y socio de Santos, Roberto Prieto es la piedra angular de esa banda criminal que se ha robado cientos de millones de dólares.

Otro de los adláteres del presidente, el hoy embajador Juan Mesa Zuleta, temprano o tarde terminará respondiendo ante la justicia por los millonarios desfalcos que se han llevado a cabo desde el 7 de agosto de 2010.

Así que el ministro Guillermo Rivera, en vez de inventar excusas infantiles y de hacer señalamientos temerarios, cobardes y mentirosos contra la oposición democrática, debería darle una mirada al interior del  gobierno y descubrirá ilícitos igual o más escalofriantes de los que cometió el dueño de DMG.

@IrreverentesCol

Publicado: junio 1 de 2017